El té rojo p Pu-Ehr es conocido como el “té de la salud” y/o “adelgazante” por su efecto depurativo que nos ayuda a eliminar toxinas y a controlar los niveles de colesterol. ¿Pero es cierto o acaso solo es un mito?

Té rojo o Pu-Ehr para la salud y perder pesoEfectivamente, el té rojo es una bebida conocida coloquialmente como “devoradora de grasas“, ya que se ha demostrado sus propiedades para acelerar el metabolismo de las grasas en el organismo. O sea que no es del todo falso, aunque tampoco vayáis a pensaros que el té rojo es un elixir milagroso, ya que no es así. Sin algo de cuidado en la alimentación, más ejercicio y un poco de paciencia (y fuerza de voluntad), no perderéis los kilos de más si es vuestro caso.

Té rojo o Pu-Ehr para la salud y perder peso

Durante siglos, el té Rojo Pu-Ehr fue patrimonio exclusivo de los emperadores chinos. Uno de los principales motivos fue porque para obtener esta bebida imperial, se debían someter las hojas del té verde a una fermentación especial que las hacía más resistentes y les confería unas propiedades curativas. Y así, hasta la actualidad…

Los beneficios de esta bebida, casi maravillosa, son muchos y destacados:

Desintoxica y depura el organismo.

Ayuda a perder peso.

Favorece la digestión de comidas ricas en grasa.

Disminuye los niveles de grasa (colesterol y triglicéridos) en sangre.

Desintoxica y activa el metabolismo hepático.

Contribuye a proteger el hígado.

Tiene propiedades diuréticas

Preserva de infecciones y posee efecto bacteriostático.

Refuerza el sistema inmunológico y ayuda a evitar infecciones en el organismo.

Ayuda a regular el tránsito intestinal.

Té rojo o Pu-Ehr para la salud y perder pesoEl proceso de fermentación del té rojo, hace que contenga mucha menos cafeína que la que podríamos encontrar en una taza de café, y la cafeína del té (teína) no suele poner tan nervioso como la del café. Una taza de té es ocho veces menos excitante que una de café.

Pero de ninguna manera el té rojo se debe endulzar con azúcar blanco, ya que ésta es rica en glucosa, lo que significa que se convierte inmediatamente se convierte en reserva de grasa (o michelín).

Es mejor tomarlo sin ningún endulzante, aunque si os resulta demasiado “soso”, podéis añadirle un poco de jengibre o limón, o bien lo podéis endulzar con algún producto natural como la miel de abeja, el azúcar integral o sirope de savia (Es muy recomendada la desintoxicación con Sirope de Savia y Té Rojo en curas depurativas). Pero seamos honestos, la mejor manera de tomar el té rojo, es solo.

A media mañana o media tarde, son buenas horas para tomar un té rojo, haciendo una pausa en nuestros quehaceres diarios, de la misma manera que, después de las comidas, un té rojo nos ayudará con la digestión y absorción de la misma.

Incluyendo este sencillo hábito, complementándolo con una dieta equilibrada, añadiendo un poco de ejercicio, os será más fácil despediros de esos kilos de más acumulados durante el verano.

¿Y vosotros? ¿Conocíais las virtudes del té rojo? ¿Lo habéis tomado alguna vez? ¿Cómo y cuando? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

 

También podéis seguirme a través de Facebook