PIERNASVARLas antiestéticas varices y arañas vasculares no sólo aparecen por causas genéticas, sino que también dependen de la correcta alimentación.

Todas las grasas malas, los alimentos cocinados con exceso de condimentos, azúcares, sal, etc. son la base de la aparición de trastornos circulatorios, unidos a la falta de ejercicio y el tabaquismo. En definitiva, la correcta alimentación es la base de la salud vascular.

Todo lo que se absorbe en las comidas pasa a la sangre con sus respectivas consecuencias, según el tipo de alimento que consumamos. Por ello, cuando se padecen problemas vasculares, hay que intentar desterrar aquellos alimentos que pueden ser nocivos e incorporar aquellos que pueden ser más beneficiosos.

Una dieta hipercalórica provocará un aumento de peso, un acúmulo de grasa y la aparición de arteriosclerosis de una forma precoz. De ahí que cada vez más se esté alertando de la importancia de combatir la obesidad infantil.

Es aconsejable seguir una dieta basada en las siguientes recomendaciones:

Huir de los alimentos con altos contenidos en grasas saturadas, los que restriñen y los que contienen picantes. El alto contenido en grasas saturadas de los alimentos es uno de los factores que influye de forma más negativa sobre la circulación de la sangre. Un consumo excesivo de este tipo de alimentos (lácteos enteros, mantequilla, embutidos,…) tiende a aumentar los niveles de triglicéridos y colesterol plasmáticos y aumenta la viscosidad de la sangre, lo que dificulta su circulación.

Cocinar los alimentos a la plancha. Se recomienda comer la carne y el pescado a la plancha. (La carne roja, cuánto menos, mejor. Se puede sustituir por carne blanca o por pescado, a poder ser azul). Los pescados azules son muy beneficiosos ya que sus ácidos grasos poliinsaturados y ácidos grasos Omega 3 reducen los lípidos, incluido el colesterol, y por tanto reducen el riesgo de que éste se acumule en las arterias.

Comer mucha fruta, pero intentando seleccionar las ecológicas, de temporada, y aquellas que tengan menos azúcares, ya que serán más saludables.

PIERNAS

Incluir fibra en el menú como fruta, verdura y cereales integrales (de grano entero). Se recomienda que las verduras se cocinen hervidas o al vapor.

Vigilar la cantidad de sal. La sal es la fuente principal de sodio en la alimentación y como tal favorece a la retención de líquidos. Por ello, se recomienda dar sabor a las comidas condimentándolas con hierbas aromáticas y no con sal. (Igualmente, es mejor elegir la sal marina no refinada).

PIERNAS 2

Tomar mucha agua para eliminar toxinas. Beber agua en abundancia ayuda a limpiar el organismo de toxinas. Del mismo modo, las infusiones con hierbas diuréticas y tisanas (por ejemplo con rusco) mejoran la circulación sanguínea. (Pero, ¡ojo!, aquí no valen las bebidas con gas aunque sean bajas en calorías o edulcoradas).

Los frutos secos que mejor van al sistema circulatorio son las nueces. Aunque cualquier tipo de fruto seco no tratado (sin sal ni fritos) contiene en mayor o menor grado un alto contenido en grasas «buenas».

VARICES

Evitar el Alcohol y café. Este tipo de sustancias están totalmente contraindicadas en caso de padecer problemas circulatorios por su composición y su alto contenido en toxinas. Aunque el alcohol y el café en exceso pueden provocar problemas de circulación, una copa de vino tinto al día, y un café por la mañana, por ejemplo, pueden ser saludables.

Lo ideal es combinar los diferentes alimentos dentro de una dieta variada dónde haya una pequeña cantidad de cada uno de ellos. En definitiva, se deben evitar las grasas, los fritos, los azúcares y exceso de condimentos, ya que éstos son los principales causantes de la aparición de trastornos circulatorios.

¿Es vuestra alimentación correcta?  ¿Tenéis problemas de circulación sanguínea? ¿Varices? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook