Hiperlordosis y el método PilatesLa hiperlordosis lumbar consiste en un aumento o incremento en la curvatura fisiólogica de la columna vertebral en la zona de las lumbares.

Esta curvatura puede irse acentuando con el paso de la edad, causando dolor y hsta incapacitación para practicar algunos tipos de deportes.

Por ello, es conveniente acudir al médico traumatólogo para que diagnostique el grado de curvatura y su proyección en el resto de la columna vertebral y su musculatura implicada.

La consecuencia más común de esta anomalía se traduce en una dificultad de la columna vertebral para cumplir su rol natural que es soportar el cuerpo. Y como el cuerpo es una estructura ensamblada y solidaria, aumenta enormemente la posibilidad de sufrir una lesión en cualquier otra parte del cuerpo.

La columna vertebral tiene la capacidad de irse adaptando lentamente, por lo que y gracias a una base de entrenamiento y ejercicios físicos determinados por un fisioterapeuta o especialista en deporte que sirvan para corregir la curvatura de la espalda y fortalecer la  musculatura implicada, poco a poco se puede recuperar y mejorar la postura lumbar y prevenir los dolores asociados a esta parte del cuerpo.

Hiperlordosis y el método PilatesEl método Pilates puede ser una gran ayuda para corregir, estabilizar y fortalecer esta zona de la espalda contribuyendo a mejorar la postura.

Esto se consigue mediante ejercicios muy completos de fuerza, elasticidad, estabilización  y corrección postural que deben ser marcados por el especialista, en función de nuestras posibilidades y necesidades particulares, por lo que las clases colectivas de Pilates (entendamos a macro-clases con veinte o treinta personas por sesión) no serán de gran ayuda para corregir esta dolencia, ya que uno de los factores de éxito en este método, es la ejecución de los ejercicios desde una postura inicial “consciente” (tomando conciencia de la posición de la columna vertebral) y supervisada por un entrenador o monitor, ya que cuando no se es profesional en la materia, es bastante complicado autocorregirse uno mismo.

Es aconsejable comenzar a tratar la hiperlordosis o cualquier otro problema relacionado con la columna, como por ejemplo cifosis  o escoliosis, (ésta última suele estar relacionada con las dos primeras), por lo que cuando antes se comience el tratamiento (o entrenamiento), más fácil será corregir la postura, ya que con el paso de los años, las curvaturas de la columna se van “estructurando” y cada vez resulta más difícil su corrección.

¿Os preguntaréis? ¿Pero esto funciona? Sí, funciona. No quiero parecer pesadita, pero si los ejercicios se realizan bien y bajo la supervisión de alguien que nos vaya corrigiendo, notaréis la mejoría en algunas semanas, meses y hasta años. No creáis que el ejercicio físico en sí hace milagros. No. Es la perseverancia, la buena ejecución de los ejercicios, el tiempo y el esfuerzo, lo que hace posible que nuestra postura y espalda mejore!!

Hace poco colgué un video en el que  realizo un ejercicio de bastante dificultad (por lo menos para mi). Os aseguro que hace unos años hubiese sido incapaz de realizarlo.

Los que me leéis desde hace tiempo sabéis que tengo escoliosis, (con una hiperlordosis casi imperceptible y una cifosis que todavía estoy corrigiendo) pero mi “perseverancia”, ganas de aprender y superarme a mí misma, están consiguiendo que poco a poco vaya consiguiendo algunas metas para mi, impensables en el pasado.

En este ejercicio se trabajan abdominales, glúteos, isquiotibiales,  brazos, escápulas y musculatura de la columna vertebral, así como la estabilización y fuerza. No os animo a que lo hagáis a no ser que estéis lo suficientemente avanzados en Pilates y siempre bajo la supervisión de un entrenador, por supuesto!!

Hiperlordosis y el método Pilates ¿Y vosotros? ¿Tenéis problemas de espalda? ¿Hiperlordosis? ¿Dolores en la zona lumbar? ¿Practicáis el Método Pilates? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook

 

También podéis seguirme a través de Facebook