libro1Durante el tiempo estival y con las vacaciones de verano en su punto más álgido, este es un buen momento para hacer cosas que normalmente no podemos hacer durante todo el año por falta de tiempo.

Pasear tranquilamente, visitar pueblecitos (o grandes ciudades), ir a la playa, montaña, hacer excursiones con los amigos, o descansar sin hacer nada en una tumbona.

Aprovechando los momentos de relax, un compañero que nos puede ayudar a transportarnos o a navegar por el tiempo, a vivir aventuras, romances, o situaciones inesperadas, o simplemente ayudarnos a comprendernos un poco mejor, puede ser …¿..? ¿Sabéis de qué estoy hablando? !Sí!, me refiero a la lectura de un buen libro.

¿Os gusta leer? ¿Cuántos libros leéis al mes? ¿De qué tipo? A mí me encanta la lectura. Desde muy pequeña empecé a ser una gran «devoradora» de libros.

Algunas de mis primeras anclas literarias, fueron «Le Petit Prince» (El principito)  de Antoine de SaintExupéry y «Jonathan Livingston Seagull» (Juan Salvador Gaviota) de Richard Bach. Ambos libros fueron un regalo de mi padre, para que me entretuviese mientras estaba convaleciente en la cama debido al sarampión, cuando tenía siete años.

Otros de mis libros «atemporalmente» favoritos son:  «Don Quijote de la Mancha»  de Miguel de Cervantes, las «Fábulas» de Esopo o la más reciente «Crónica de una muerte anunciada» de Gabriel García Márquez. (La lista es mucho más larga, pero no quiero aburriros con ella).

libros2En casa de mis padres, destaca su inmensa biblioteca dedicada a los clásicos, al arte, a la economía e historia política por parte de mi padre,  y a los de belleza, salud, cocina y estilo de vida, por parte de mi madre. Cuando mi madre quería tenerme distraída, me daba un libro para leer. Así empecé a aficionarme desde muy joven al placer de un buen libro.

A través de los años mis gustos literarios han ido cambiando. He tenido épocas para todo: novela negra, histórica, aventuras, ciencia ficción, romántica, terror, suspense, autoayuda, drama, humor, etcétera.

En cuanto a los idiomas, siempre que puedo me gusta leer en su versión original: castellano, catalán, inglés, francés, alemán y hasta libros para niños en japonés (si son facilitos y están subtitulados en hiragana). Mi colección de libros se cuenta por cientos.

La lectura me ha aportado muchos beneficios. A parte de entretenerme, ayudarme a soñar y disfrutar de su contenido, los libros me han invitado a pensar, reflexionar y concentrarme en ellos.

Además, la lectura me ha ayudado a enriquecer mi vocabulario, mejorar la ortografía y a perfeccionar mi lenguaje haciéndolo más fluido (bueno, es un decir)… y muchas, muchas cosas más!!!

librosbastardaEl último libro que he acabado de leer, ha sido «LA BIBLIA BASTARDA». Me ha enganchado desde sus primeras páginas. A pesar de que tenía  mis reticencias sobre él, (no es que me encanten los libros sobre religión), una buena amiga me recomendó que lo leyera, ya que me dijo que me gustaría ya que no era un libro sobre religión (a pesar de que su título puede llevar a la confusión).

No estaba equivocada.  !Me ha encantado! Desde sus primeros capítulos, varias historias se entrecruzan en un mismo argumento basado en un hecho real, la búsqueda del Códice Sinaítico, la biblia más antigua nunca conocida. Entre sus páginas no falta la acción, el misterio, las historias de amor, las trampas, la traición, las mentiras y el valor. Como reza su contraportada: “una trama que en la que se entrecruzan periodistas, espías, policías y una misteriosa bibliotecaria que no dejará indiferente a nadie”.

No os cuento nada más, porque sinceramente, lo mejor que se puede hacer es leerlo para después comentar la “jugada” con los amigos. (Así es como lo he hecho yo misma).

librosssPero volviendo al tema principal ¿Os animáis a confeccionar una lista con los beneficios que os puede reportar la lectura de un libro?  Estaré encantada de leer vuestros comentarios ¡!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook