GUISANTES FRESCOS: Una delicia de la primavera

Hoy quiero hablar de una de las delicias de la primavera: LOS GUISANTES FRESCOS.

Los guisantes frescos son exquisitos, no sólo por su fino sabor, sino también por su alto valor nutritivo. Su mejor temporada va de abril a mayo.

Son las semillas comestibles que se encuentran dentro de las vainas de una planta que se cultiva para su producción. Están englobadas dentro del grupo de las leguminosas.

Lo ideal es consumir los guisantes tiernos, recién desenvainados y cocidos al vapor o ligeramente hervidos, para que no pierdan parte de sus propiedades nutritivas por la cocción.  La variedad «tirabeque» se pueden consumir con las propias vainas, debido a su gran ternura. Se pueden comer solos, con arroz, jamón, en puré, crema, etc…  Los guisantes y las habas son las únicas leguminosas que se pueden consumir crudas cuando se recolectan sus semillas frescas (aunque de esta manera pueden ser un poco indigestas).

Cada 100 gramos de guisantes contienen: 93 calorías, 15 gramos de hidratos de carbono, 6 gramos de proteínas, 6 gramos de fibra, vitaminas del grupo B y A, potasio, magnesio y fósforo entre otros minerales.

Por su bajo contenido calórico y alto en fibra son muy interesantes en dietas de adelgazamiento, a la vez que su alto contenido en proteínas son muy adecuadas para aquellas personas que siguen dietas vegetarianas.

¿Y vosotros? ¿Cómo cocináis los guisantes frescos? Estaré encantadade leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi blog!!!

 

0 comentarios en «GUISANTES FRESCOS: Una delicia de la primavera»

  • el 24/05/2011 a las 15:30
    Enlace permanente

    Yo trato de simplificar tiempo, producto de temporada y el placer de unos RICOS !!! guisantes recien cocinados :

    Pongo en la super rápida un chorrito de aceite al que añado un par de dientes de ajo rallados, y media cebolla nueva o cebolleta bien picadita, cuando empiecen a freirse pongo los guisantes y rehogo todo bien, añado patata cortada a lo ancho en lonchas hermosas, un poco de sal, agua hasta casi cubrirlo y lo pongo al fuego durante 8 minutos.

    Aparte, tengo el lomo de una pescadilla limpia y troceada sin piel que pongo en el bajo de una tartera. Cuando los guisantes con patatas hayan terminado de hacerse abro la olla debajo del grifo ladeada (dicen que no es bueno hacerlo) pero la verdura sale así en su punto, la vuelco sobre la tartera con la pescadilla y le doy un meneillo como de dos minutos a fuego suave, por último añado perejil bien picadito por encima y lo saco tal cual sobre la mesa encima de un salvamanteles.

    SOLO 15 minutos son necesarios para degustar el plato, sencillo y rico rico… ¡de verdad!

    Plato único o con una ensalada por delante… eso depende del apetito de los comensales…

    Respuesta
    • el 24/05/2011 a las 22:36
      Enlace permanente

      Hola Mer. Muchas gracias por tu receta!!!! Voy a probarla mañana. Pinta fenomenal!!! Ya te contaré mi resultado. Un beso!!

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.