Estamos a un paso de comenzar las comilonas de Navidad. Ya sé que puede quizá ser algo pronto para hablar de ello, pero por si acaso, en este post os hablar sobre el cardo mariano (Silybum marianum), una de las plantas que cuenta con mayor número de investigaciones científicas.

cardo mariano1El fruto de esta planta contiene silibina, silicristina y silidianina, tres sustancias que forman un complejo hepatoprotector conocido como silimarina. Ésta actúa directamente sobre las células del hígado, regenerándolas y combatiendo las sustancias que afectan al sistema hepático (alcohol y otros tóxicos de origen alimentario).

Además, colabora en la detoxificación del hígado, a promover la digestión y a la depuración del organismo, ayudando a proteger nuestro hígado de los excesos navideños, al tiempo que depura el organismo y facilita la digestión. Como he comentado más arriba. Pero eso no es todo:

La función de la silimarina para proteger el hígado, consiste en su actuación como un antioxidante y para promover el crecimiento de nuevas células hepáticas. Pero eso no es todo, la silimarina también ayuda con la digestión de grasas (ideal cuando tenemos que hacer frente a comidas copiosas y pesadas). Por lo visto, inhibe la entrada de substancias dañinas en las células del hígado, pudiendo ayudar a prevenir o sanar el daño causado por el alcohol y componentes químicos.

higado-2En la medicina tradicional o fitoterapia, el cardo mariano y la silimarina se han usado durante cientos de décadas para tratar de una forma natural algunas enfermedades o dolencias relacionadas con el sistema hepático:

Estimula la secreción de la bilis. Siendo recomendado en caso de digestiones lentas y copiosas.

Ayuda en la digestión de las grasas dificultando su entrada en las células hepáticas.

Tiene un efecto antioxidante y para proteger contra algunos agentes tóxicos para el hígado como el alcohol, algunos medicamentos o drogas sintéticas.

cardo34Como curiosidad y anque quizá se aleja algo del tema, un estudio deI Instituto Catalán de Oncología (ICO Girona) ha identificado una molécula, presente en la alcachofa y el cardo mariano, que podría evitar que el cáncer de pulmón se haga resistente a los nuevos tratamientos.

El área de investigación, encabezada por el oncólogo Joaquim Bosch y el coordinador del Laboratorio de Investigación del ICO Girona, Javier Menéndez, se centra en los mecanismos que permiten a los tumores de pulmón hacerse resistentes a los fármacos y las maneras de revertirlos.

La naturaleza no deja de sorprendernos y cada vez más líneas de investigación se ponen en marcha tomando como referencia los activos presentes en las plantas medicinales.

¿Y vosotros? ¿Conocíais las propiedades del cardo mariano? ¿Habíais oído hablar de la silimarina? ¿Estáis preparados para las comilonas navideñas? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook