Cuida tus oídos y protégelos de sus enemigos en veranoAunque parezca una tontería, durante el verano debemos cuidar especialmente nuestros oídos. ¿Por qué?

Los baños en el mar, ríos, piscinas o pozas, (que en algunas ocasiones pueden ser en aguas contaminadas o tratadas químicamente); los cambios de presión en los viajes; el calor y la humedad son algunas de las principales amenazas para la salud de nuestros oídos en verano.

Por eso, en esta época es necesario prestar más atención y cuidado a nuestros oídos, manteniendo una adecuada higiene y protegiéndolos de posibles agresiones.

Los baños en aguas poco higiénicas (¿Os preguntaréis, eso ocurre? Pues, ¡sí!) pueden generar la denominada otitis del nadador, una infección del oído externo muy común durante estos meses que se presenta especialmente en los niños.

Cuida tus oídos y protégelos de sus enemigos en veranoAlgunos de los síntomas de esta otitis suelen ser picores y enrojecimiento, dolor de oídos, sensación de taponamiento e incluso cierta pérdida de audición. (¿No os ha ocurrido alguna vez? Os aseguro que a mi sí, y más ahora que estoy entrenando cada día en diversas piscinas, una de las cuales deja bastante que desear en cuanto a limpieza. Pero bueno, es lo que hay. Gente poco cívica que “ensucia” la piscina en la que se están bañando. Ya sé que parece incoherente, pero es así. (No tengo claro si en su casa también serán tan poco respetuosos con el entorno. Aunque, ya me lo creo todo….)

Volviendo al tema principal, ésta también es una época en la que los tapones de cerumen se originan con más facilidad debido al agua, la humedad y el calor. Además, el uso del aire acondicionado puede estar vinculado a la aparición de otitis media, una infección que es más común durante los meses de invierno.

GAES, como especialista en salud auditiva, nos propone algunas sencillas precauciones para mantener a raya las infecciones y que no os estropeen el verano:

  1. Secad bien los oídos después del baño.
  2. Mantened una buena higiene. Los expertos recomiendan los difusores de agua marina y por supuesto… ¡no introducir nunca bastoncillos u otros objetos! (Habéis leído bien: NO introducir bastoncillos. ¿Ok?)
  3. Tened especial cuidado durante el baño, acudiendo a piscinas y playas cuyas aguas no estén contaminadas. (Evitad  las pozas “naturales” de agua turbia. )
  4. Es mejor zambullirse despacio para evitar la entrada brusca de agua en el oído.
  5. Durante los viajes es recomendable mascar chicle o bostezar para evitar que los oídos se taponen por los cambios de presión. (Sobre todo en durante el despegue y aterrizaje del avión).
  6. Utilizad tapones para evitar la entrada de agua en el caso de que te bañes con frecuencia o seas propenso a padecer problemas auditivos. (Puede parecer incómodo, pero cuando te acostumbras, son muy útiles y efectivos. Lo sé por experiencia propia. Eso sí, no todos los tapones valen).
  7. Evitad bucear a más de un metro de profundidad. (Los que hacemos snorkel lo tenemos un poco difícil, pero bueno…)
  8. Tened especial cuidado con el uso del aire acondicionado para evitar una otitis media, un problema más asociado al invierno.

Para poder disfrutar del verano, de los baños en la playa y en la piscina y de los deportes acuáticos sin ningún riesgo para nuestros oídos, es recomendable utilizar  protectores especiales, que aporten una mayor protección a nuestros oídos para evitar que el agua, las bacterias u otros elementos que puedan ser nocivos se introduzcan en el conducto auditivo.

Los tapones deben estar fabricados en material hipoalergénico, adaptables perfectamente sin ninguna clase de molestia y proteger los oídos de cualquier infección. También deben disponer de bandas protectoras de neopreno perfectas para la práctica de deportes acuáticos.

Si queréis saber más sobre el tema, podéis visitar la  comunidad virtual, impulsada por GAES, “VIVIENDO EL SONIDO” que pretende ser un espacio para dar respuesta y servicio a millones de usuarios de Internet, que utilizan cada vez más blogs y foros para encontrar respuestas profesionales sobre salud.

Cuida tus oídos y protégelos de sus enemigos en verano¿Y vosotros? ¿Soléis bañaros en playas y/o piscinas en verano? ¿Tenéis problemas con vuestros oídos cuando viajáis en avión? ¿Y cómo consecuencia de los aires acondicionados? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook