gazapachoLos más fashion, preppies, trendies o modernos, quizá le denominaréis green smothie, pero los más clasicos o conservadores, estoy segura que les continuaréis llamando sopas frías de toda la vida.. jejejeje..

Los green smothie o sopas frías son una fantástica opción para los días de intenso calor (como los que estamos sufriendo ahora…). Nos proporcionan agua, vitaminas y sales minerales de primera calidad. Son rápidas de preparar y deliciosas para comer. Digestivas, ligeras y sanas, son adecuadas para todos, mayores y niños, tanto para la comida como para la cena.

Una de mis recetas favoritas es el gazpacho (mira por donde teníamos en la cocina española un green smothie antioxidante, de alta calidad y nosotros sin saberlo).

Bromas a parte, el gazpacho además de su receta original puede costumizarse con muchos ingredientes, aportando un toque divertido, original y a veces sorprendente. (El de cereza o de sandía son dos de mis favoritos que ya os recordaré en otro post), pero aprovechando que la remolacha fresca está en su mejor momento, en esta ocasión os hablaré de un gazpacho con remolacha. Rico, suave y nutritivo.

Además de aportar sabor y color a los platos, la remolacha tiene muchas propiedades saludables. Es antioxidante (rejuvenecedora), remineralizante, depurativa y desintoxicante. ¿Se puede pedir algo más? Vamos a por la receta:

GAZPACHO CON REMOLACHA

Ingredientes:

4 ó 5 tomates rojos, maduros (de los de rama)

1 pepino pequeño

1 remolacha pequeña

1 pimiento verde pequeño

½ cebolla

1 diente de ajo

200 gramos de miga de pan del día anterior remojado en agua

Medio vaso (100 ml.) de aceite de oliva virgen extra

Medio vaso (100 ml) de agua

2 Cucharadas Vinagre de Módena

Sal y pimienta (opcional)

Hojas de menta y virutas de jamón serrano (Para decorar)

Preparación

Lavar y secar bien las verduras. Pelar el diente de ajo y retirar el germen del interior (para que no repita).

 Pelar los tomates, quitarles las semillas y trocear a daditos.

Pelar el pepino y la remolacha y trocearlos a daditos.

Poner en una batidora todos los ingredientes, (incluyendo el agua, vinagre, aceite y una pizca de sal) batir bien, probar y rectificar de sal y pimienta si es necesario.

Pasar por el colador o el chino y poner a enfriar en la nevera en recipiente hermético durante varias horas.  (Si pasado ese tiempo, veis que el gazpacho os ha quedado muy espeso (a mi me gusta así),  podéis añadir un poco de agua fría y mezcláis bien, rectificando de sal si hace falta.

 Se sirve en copas, vasos o cuencos, decorados con unas hojitas de menta fresca.

gazpacho2

En un platito a parte, se puede servir taquitos pequeños para acompañar el gazpacho: tomate, pimiento, pepino, cebolla y picatostes, a vuestra elección.

Y vosotros, ¿Cómo preparáis el gazpacho? ¿Tenéis alguna receta de sopa fría que queráis compartir con todos? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook