La tradición del país del Sol naciente está llena de objetos con formas y significados diferentes que simbolizan la buena  suerte, pero hay uno en especial, el «omamori hitogata»,  que ofrece más que eso, ofrece su protección.  (la traducción de omamori hitogata sería más o menos, «figura de protección»).

La figura simboliza una proyección de sí mismo, y actúa como un escudo para cada persona, de manera que cada cosa que pueda ocurrir, antes le ocurrirá al omamori hitogata.

Su protección dura un año, y al final del mismo, y en agradecimiento así labor, hay que dejarlo sobre un barco de papel y dejar que se aleje en un río o quemarlo en un templo…..

Yo ya tengo mi omamori hitogata para 2011 (Gracias Rosalía por pensar en mi, con este lindo regalo!!!).

Si os apetece leer más sobre leyendas orientales , y sobre algunos amuletos que sirven supuestamente para atraer la fortuna, os recomiendo leer el libro «El gato de la suerte» de Christopher A. Weidner (Ed. Oceano) .  Según su autor, “ Si saludas a la fortuna,  ésta te devolverá el saludo”.

En los comercios orientales es habitual encontrar la figura de un felino que saluda a los transeúntes moviendo la patita. Este libro inspirador recoge la leyenda del gato de la fortuna y la interpreta de nuevo para que el lector atraiga la buena suerte sin más demora.

Convencido de que la buena suerte sólo acude cuando la invitas a pasar, el autor del libro, desvela   los secretos de la fortuna a través de la historia del gato Mikeh: cuando sus propietarios se ven sumidos en la pobreza, la mascota parte de viaje para descubrir cómo atraer la prosperidad.

A lo largo del viaje con Mikeh, aprenderemos a abrir las puertas del éxito en todos los ámbitos de nuestra vida, como el dinero o el amor. Para ello debemos despertar al gato de la fortuna que anida en nosotros para que, con su magia sencilla, atraiga lo que siempre hemos deseado.

Un libro entretenido, y curioso para aquellos que quieran saber más sobre tradiciones populares orientales para atraer la fortuna. Según un proverbio oriental: “No existe una puerta que nos conduzca hacia la suerte o la mala suerte. Las dos acuden si las invitas”…

Espero y deseo (de ilusión también se vive) que los que hayáis elegido algún amuleto para  el 2011, éste contribuya a que el año que está a punto de nacer, esté repleto de cosas buenas y felicidad… y éxitos!!!

¿Y vosotros creéis en los amuletos de la suerte? ¿Tenéis alguno?