Los productos naturales se han utilizado durante muchos años en diversas culturas para tratar y combatir diferentes afecciones, desde reducir la ansiedad y el estrés hasta ayudar a la sanación de heridas y tratar la celulitis. Esto último está cada vez más de moda gracias a la cosmética ecológica.

La celulitis es una parte de la piel que se ve abultada o con hoyuelos, esto se debe a que se acumulan bultos de grasa debajo de la piel; más comúnmente se forman en las caderas, las nalgas, los muslos y el estómago. A pesar de lo que comúnmente se cree, la celulitis no aparece solamente en las personas con sobrepeso, sino que la genética tiene un papel muy importante. Como afección de la piel, no es dañina ni grave. Por lo tanto, muchas personas eligen simplemente dejarla en paz. Por otro lado, a algunas sí les molesta y mucho. La aparición de celulitis puede resultar un tanto desagradable para algunas personas, especialmente en el verano o en circunstancias donde es común que tengan que revelar más piel.

Algunas de las principales causas que provocan la celulitisson: mala alimentación, retención de líquidos, deshidratación, falta de circulación, colágeno débil de la piel, aumento de grasa corporal, cambios hormonales y llevar un estilo de vida sedentario. Dentro de este contexto, como mencionamos anteriormente algunas de las aplicaciones que se han puesto de moda es la de los aceites, como el de abedul de Weleda, que tiene doble acción reductora y reafirmante.  Debido a que facilita la circulación de líquidos activando el metabolismo de la piel, su uso constante a través del masaje previene y mejora el estado de la celulitis.

¿Cómo se utilizan los aceites para la celulitis?

Esto varía según el aceite que vayas a utilizar, primero que nada te recomendamos leer las instrucciones del que hayas comprado. Pero como consejo general, los aceites anticelulíticos hay que aplicarlos dos veces al día, utilizando una cup sobre las zonas más afectadas. Gracias a sus cualidades nutritivas, el aceite se puede aplicar por cualquier parte del cuerpo, tanto de mañana como de noche.

Si lo que quieres es revitalizar la piel, debes conocer qué otros aceites son muy comunes y puedes encontrar para tratar la celulitis: madera de cedro, ciprés, hinojo, geranio, toronja, enebro, lavanda, limón, lima, mandarín, romero y salvia española.

Algunas precauciones de seguridad 

Como mencionamos anteriormente siempre hay que leer las indicaciones de tu producto. Sin embargo aquí enumeramos algunas precauciones generales que debes considerar.

  • Antes de probar cualquier tratamiento, por mas que sea natural, consulta con tu médico.
  • Mantén los aceites alejados de los ojos.
  • Mantén los aceites alejados de las llamas y altas temperaturas, ya que pueden llegar a ser inflamables.
  • Si los aceites naturales te provocan irritación en la piel y esta continúa luego de dejar de usar el aceite, comunícate con tu médico.
  • Si tu hijo consume accidentalmente algún aceite, comunícate inmediatamente con tu centro de control por intoxicaciones, intenta tener el producto a mano para comprobar si este es toxico y poder comunicarle al personal de asistencia sanitaria de que esta compuesto.