El Dr. Atkins (1999) en el libro los “Vitanutrientes” definió al GABA como el tranquilizante perfecto y la define como el Valium natural.

¿Pero qué es el GABA?  El ácido gama amino butírico, o GABA, es un neurotransmisor (químico natural) que ayuda a calmar la actividad cerebral excesiva promoviendo un estado mental de mayor paz y relajación, cuya función emerge cuando el cerebro no puede relajarse o concentrarse (ya sea por estrés, ansiedad, etc..).

El GABA afecta el sistema nervioso central reduciendo el número de neuronas que se queman en el cerebro, calmando así la actividad cerebral. Esto puede beneficiar a las personas que tengan un sistema nervioso “superactivo”, para quienes es difícil relajarse o tienen dificultad para enfocarse en un solo proyecto. En otras palabras, es el arma clave del cerebro para luchar contra el estrés y la dispersión mental.

arrugas 2 jpgCon todos los estímulos “negativos  o agresivos” que el cerebro puede llegar a recibir a diario, como el ruido (sí, la contaminación acústica de las ciudades, coches, motos, claxons, gritos, música, televisión, máquinas u obras en edificios y cales, etcétera), el estrés en el trabajo (o por estar sin él), los problemas personales (pareja, padres, hermanos) y familiares (hijos  etcétera) , las malas noticias, y seguimos con los etcéteras…. no es de extrañar que en algún momento del día (o durante toda la jornada) nos podamos sentir súper estimulados y sobrecargados.

En momentos así, es casi imposible relajarse y concentrarse. Para ello el cerebro recurre a ciertos neurotransmisores (químicos naturales) que ayudan a calmar la actividad cerebral excesiva promoviendo estados mentales de mayor paz y relajación. El neurotransmisor principal de este tipo, es el GABA como he dicho antes. Pero eso no es todo:

El GABA actúa como una esponja “absorbiendo el exceso de adrenalina y otros subproductos tóxicos asociados al exceso de estrés e induciendo un profundo estado de relajación y bienestar, sin los efectos secundarios asociados a las drogas convencionales (benzodiacepinas) que se utilizan con el mismo propósito.

Al contrario que numerosos somníferos que se dirigen hacia los receptores del GABA, este último no causa somnolencia diurna ni crea adicción. Tiene un efecto tranquilizante, al reducir la ansiedad, favorece un profundo reposo compensatorio; asociado al estrés, el dolor crónico puede reducir los niveles de GABA.

Su capacidad de reducir el estrés, se supone (no hay datos científicos que lo corroboren) que el GABA podría disminuir la intensidad del dolor.

Debido a todas sus propiedades conocidas, los usos potenciales del GABA son:

Ansiedad y tensión nerviosa

Ataques de pánico

Insomnio

Epilepsia

Presión arterial elevada

Fortalecimiento corporal

Eso sí, es muy importante tener en cuenta que el uso de GABA no está exento de contraindicaciones: No debe tomarse con fármacos benzodiacepínicos sin consentimiento de un profesional de la medicina cualificado.

En ciertas personas, los niveles elevados de GABA pueden conducir a un cambio suave en patrones de respiración (disnea) y en el ritmo cardíaco. En todo caso, antes de tomar cualquier suplementación es imprescindible consultar a un profesional de la salud. (Sin excepción)

¿Y Vosotros? ¿Habíais oído hablar del GABA como tranquilizante? ¿Conocíais sus efectos “relajantes”?

También podéis seguirme a través de Facebook