¿Cuántos de vosotros ha oído hablar sobre la Dieta de la Zona? Popular desde hace años, este método para comer equilibradamente es uno de los más eficaces que se conocen. ¿Por qué?

En la dieta de la zona NO se dejan de comer ningún alimento (o casi ninguno) y tampoco se elimina ninguno de los macronutrientes, a la vez que se reparten equilibradamente durante todo el día.

Captura de pantalla 2015-09-24 a la(s) 10.38.07

Resumiendo brevemente, la unidad de medida de la Dieta de la Zona se denomina BLOQUE, y se y se utiliza para poder calcular de una forma fácil qué debemos comer en cada momento de una forma equilibrada. Cada bloque está compuesto por:

40% Hidratos de carbono – 30% de proteínas – 30 % de grasas.

dieta-zona-proporcionComo podéis ver, no se eliminarán ni las grasas ni los hidratos de carbono, sino que se les considera parte importante de la dieta. Por descontado, no valen todos los azúcares ni todas las grasas, pero eso se detalla en su programa.

Tal como ha demostrado el Dr. Sears, la primera y principal forma de llegar a la ZONA es realizando una alimentación antiinflamatoria, o lo que se conoce como «Dieta de la Zona «: gracias a la combinación equilibrada de los macronutrientes (40% de hidratos de carbono – 30% de proteínas – 30% de grasas) se consiguen mantener estables los niveles de insulina, regulando así las respuestas de las hormonas y controlando la inflamación. Sí, INFLAMACIÓN.

Seguro que muchas veces habéis pensando que no coméis tanto para estar así, o no entendéis por qué te cuesta tanto perder peso y tan poco ganarlo en cuanto os descuidáis.

La respuesta puede estar en la INFLAMACIÓN CELULAR que seguramente tenéis aunque no la notéis. Esta inflamación, que es asintomática, va desequilibrando vuestras hormonas HACIENDO QUE CADA VEZ ACUMULEIS MÁS GRASA y acelerando el envejecimiento. Y si no hacéis nada para romper este círculo vicioso, es posible que en unos años desarrolléis enfermedades crónicas si tienes predisposición genética para ello.

Cuando conseguimos eliminar la inflamación celular a través del control de las hormonas, decimos que estamos en la ZONA. Este concepto fue creado por el bioquímico y Doctor en Medicina Barry Sears hace más de 20 años para definir que nuestro cuerpo ha encontrado el EQUILIBRIO con mayúsculas.

Como parte de este “tratamiento/dieta” deben consumirse a diario ácidos grasos OMEGA 3 (esenciales para la vida) a través de la alimentación, al igual que los ácidos grasos omega 6. La proporción entre ambos, recomendada por los expertos es de aproximadamente 5:1 (omega 6: omega 3), sin embargo se ha visto que en la población española esta proporción es más de tres veces mayor, 16:1(1), teniendo un déficit de omega 3.

Captura de pantalla 2015-09-24 a la(s) 10.39.01

Pensaréis que aumentar el consumo de pescado sería suficiente, pero como podéis ver en esta tabla, deberíamos comer a diario grandes cantidades de pescado para conseguir aportar la cantidad adecuada de omega 3 que proporcione beneficios para la salud, tal y como ha indicado la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA):

* 2 – 5 g/día de EPA + DHA para el mantenimiento de los niveles normales de triglicéridos

* 3 – 5 g /día de EPA + DHA para el mantenimiento de la presión arterial normal

* EPA y DHA contribuyen al funcionamiento normal del corazón (con al menos 250 mg al día)

* DHA contribuye a mantener el funcionamiento normal del cerebro y al mantenimiento de la visión en condiciones normales (con al menos 250 mg de DHA al día)

¿UNA ALTERNATIVA? La suplementación con aceite de pescado muy concentrado y purificado como EnerZona Omega 3 RX, un complemento alimenticio de ácidos grasos omega 3 (EPA+DHA) altamente concentrado y que posee un alto grado de pureza certificada con 5 estrellas IFOS(3).

Resumiendo: la combinación de la dieta de la zona con suplementos antiínflamatorios como Omega 3 y antioxidantes, y polifenoles, proporciona una base para seguir el programa de nutrición de la Zona “anti-inflamatoria” que nos de nuevo al principio de la medicina actual, cuando Hipócrates dijo: «Que la comida sea tu medicina y la medicina sea tu alimento». (No al revés)

¿Y vosotros? ¿Qué opináis de la Dieta de la Zona? ¿Habíais oídos hablar de ella? ¿Consumís suficientes Omega3? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi blog!!