El té de Java, a pesar de su nombre, no pertenece a la familia del té, ni tiene efectos estimulantes.

El ortosifón (Ortosiphon Stamineus) conocido popularmente como té de Java, es una planta originaria de Malasia. Debido a su gran longitud y vistosidad, en  Indonesia se la conoce como “bigotes de gato” (kumis-kucing”).

Actualmente se cultiva en Indonesia y en algunas zonas de America tropical. En fitoterapia se utilizan principalmente las hojas, sobre todo por su riqueza en flavonoides, polifenoles, aceites esenciales y potasio.

En la medicina popular, el ortosifón o té de Java es utilizado para ayudar a eliminar el exceso de líquido acumulado en el organismo y tratar las enfermedades renales y de la vesícula, entre otras dolencias relacionadas con el sistema urinario.

Algunas de las propiedades más destacadas del ortosifon en fitoterapia son:

Es un potente diurético.

En problemas renales, favorece la eliminación de la arenilla en los riñones.

Es útil para combatir las infecciones de orina, en el tratamiento de la gota (ya que ayuda a eliminar el ácido úrico) o para favorecer la eliminación de los cálculos renales y/o biliares  gracias a su acción drenante.

Se utiliza como coadyuvante en las dietas de adelgazamiento cuando existe retención de líquidos asociados,  gracias a su intensa acción diurética.

El té de Java se puede tomar en infusión o bien en extracto seco en cápsulas, o en  extracto acuoso en ampollas bebibles. Es conveniente siempre consultar con un medico o profesional de la salud antes de tomarlo en cualquiera de sus presentaciones.

¿Y vosotros? ¿Conocíais las bondades del ortosifón? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog o en el Foro de Hola.com

Besos desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook