verano22Con la llegada del buen tiempo y el verano, hay que modificar algunas de nuestras costumbres y mantener unos hábitos saludables que nos ayuden a pasar unas buenas vacaciones y lucir un cuerpo bonito.

El cabello, la piel y nuestra alimentación necesitan unos cuidados específicos en esta época del año ya que los factores externos como el exceso de sol, aumento de la temperatura, así como las dietas o ritmos de vida que seguimos, se ven alterados. El Dr. Oscar Junco  nos propone una serie de consejos para cuidarnos y lucir este verano. ¿Os apetece saber cuáles son?

1. Mantenerse hidratado

Se deben beber entre 2 y 3 litros de agua al día, sobre todo si se está expuesto a la exposición solar y si se consume alcohol mientras lo haces, ya que ambos pueden deshidratar y dañar la piel.

 

2. Protegerse del sol

verano1La exposición prolongada a los rayos del sol produce daños en la piel: quemaduras solares, manchas, pecas o incluso cáncer de piel. También pueden ocasionar daños en los ojos si no se protegen. Es fundamental seguir una serie de precauciones:

No exponerse al sol en las horas centrales del día (entre 12h y 16h), cuando los rayos solares caen con mayor intensidad.

– Usar cremas en cara y cuerpo con alto índice de protección solar, aplicándola media hora antes de la exposición al sol y renovándola con frecuencia.

– Usar  gafas de calidad que bloqueen el impacto excesivo del sol en los ojos.

– Usar sombreros o viseras que protejan la cabeza de la acción directa del sol.

– Usar prendas de fibras naturales y colores claros como pantalla de protección preferible.

– Usar prendas con filtro de protección solar incluidas. (Recomendado para niños que suelen estar todo el día moviéndose en la arena y el mar).

 

3. Cuidar la alimentación

Es imprescindible comer varias porciones de frutas, hortalizas y verduras frescas (y mejor de temporada) cada día (mínimo 5 al día). Las frutas frescas y vegetales ayudan a que la piel luzca más saludable. Además, la alimentación saludable nos ayudará a lucir un vientre más plano con el traje de baño (por su alto contenido en fibra soluble e insoluble que favorece el tránsito intestinal, previendo el estreñimiento y sus efectos).

 

 4. Exfoliar la piel

Al exfoliar la piel activamos la circulación, la suavizamos y, lo más importante, promovemos la regeneración de células nuevas, lo que fortalece la piel y la provee de elasticidad. Además, cuanto más lisa esté la epidermis más uniforme será el bronceado.

Pero, ¡ojo! es imprescindible usar un bronceador de protección  SPF +50 para evita que aparezcan manchas en la piel.

5. Combatir el exceso de sudoración

Se debe limpiar e hidratar la piel con más frecuencia para combatir el exceso de sudoración. En casos de hipersudoración en axilas se puede realizar una infiltración con bótox.

 

6. A pie o en bicicleta al trabajo

Si se vive lo suficientemente cerca del lugar de trabajo, es  mejor ir caminando o en bicicleta. De esta forma, además de olvidarse del tráfico, es una buena manera de realizar ejercicio diariamente y ayudar a quemar las calorías de más.

 

7. Preparar el cabello para la exposición solar

Hidratar el pelo (se reseca con el sol, el agua del mar o el cloro de las piscinas) con una mascarilla adecuada.

-Tratamientos como la queratina o el colágeno, de larga duración, principalmente ayudan a recubrir la cutícula y la sellan, para que sea más resistente.

-Un buen corte de pelo, que ayude a sanear las puntas si las tenemos un poco secas y estropeadas. Además, el pelo cuando se expone al viento, sol y baños, se suele resecar un poco por lo que es más fácil que se enrede, si las puntas están sanas, no se enreda tanto.

-Sobre los tratamientos de color, permanentes o decoloraciones, deberían hacerse antes de la época del verano.

-Tomar complejos vitamínicos que lo hagan más fuerte y sano.

 

8. Tomarse un “respiro” para evitar el estrés

Mantener a raya el estrés y la ansiedad con técnicas de respiración, yoga, lectura, música, etc.

 

9. Cuidado con los hongos

Durante el verano aumentan mucho los casos de infecciones por hongos (micosis) que afectan a la piel, las uñas y las mucosas vaginales.

Para prevenir su contagio:

Hay que usar siempre calzado (chanclas) para andar en el borde de las piscinas y en las duchas públicas de gimnasios.

Hay que mantener una buena higiene incidiendo en los pies y procurando un minucioso secado entre los dedos.

– Es aconsejable usar calzado de piel que favorezca la transpiración.

 

10. Cuidado con las picaduras de insectos y medusas

Las picaduras de insectos proliferan en la época estival. Para prevenirlas lo más indicado puede ser:

– Alejarse de basureros y lugares con olores fuetes a comida.

– Evitar la ropa de colores vivos y los perfumes cuando se planeen salidas al campo o la piscina.

– Emplear lociones o pulseras repelentes de insectos y mosquitos.

– Se recomienda poner mosquiteras en las ventanas para evitar las picaduras dentro de casa.

– Deben tener un especial cuidado las personas alérgicas a la picadura de determinados insectos como las avispas o las abejas. Existen vacunas para este tipo de alergias que son efectivas en el 95%.

– Si se va a un lugar donde exista el riesgo de picaduras, es conveniente llevar en el equipaje alguna crema con antihistamínicos para aliviar el picor.

– Si vais a la playa, debéis mirar el estado de la mar a través de su bandera. Si está verde, os podéis bañar con tranquilidad, pero si está amarilla o roja, informaos antes de si hay medusas en el agua. (Cuando hay bandera roja no debéis bañaros nunca).

verno3¿Y vosotros? ¿Tomáis alguna precaución especial en verano? ¿Tomáis suficiente agua? ¿Frutas, verduras? ¿Cuidáis más vuestro cabello y piel? ¿Os protegéis contra las posibles picaduras de insectos? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!

Besos desde mi  blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook