Perder peso puede ser muy sano si la dieta que se sigue se hace adecuadamente. ¿Las dietas milagro funcionan?

Las prisas, la falta de tiempo y sobre todo el deseo de mantener la línea puede hacernos cometer barbaridades.

Hay algunas dietas pintorescas y/o poco rigurosas, conocidas como “dietas milagro” que tienen como objetivo bajar muchos kilos en poco tiempo, que pueden ser más peligrosas que el cierto sobrepeso en sí mismo.

Pero ¿Qué se considera una “dieta milagro”? Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), señala que hay una serie de signos que permiten reconocer una “dieta milagro”: la promesa de una pérdida de peso rápida (más de 5 kilos al mes), sin esfuerzo, y el anuncio de que ésta es completamente segura y sin riesgos para la salud.

Según los expertos, este tipo de dietas se pueden clasificar en tres grandes subgrupos:

Las dietas hipocalóricas desequilibradas,

Las dietas disociativas y

Las dietas excluyentes.

Todas ellas inducen a una restricción muy severa de la energía ingerida que conduce a alteraciones del metabolismo y provoca una monotonía alimentaria que las hace insostenibles en el tiempo y peligrosas para la salud.

La rápida pérdida de peso que se consigue es debido a la pérdida de agua y masa muscular, pero no a la reducción de grasas. Y sobretodo, tienen el problema añadido de que el peso perdido se recupera rápidamente (efecto yo-yo).

Para perder peso saludablemente, es aconsejable hacerlo paulatinamente, con una dieta equilibrada y moderada. Para aquellos que queráis seguir una dieta muy estricta, es conveniente que antes de iniciarla, consultéis con un especialista en nutrición o con vuestro médico habitual sobre la conveniencia de la dieta en cuestión.

¿Y vosotros? ¿Tenéis pensado empezar una dieta de adelgazamiento? ¿Cuál es vuestro plan para perder peso?

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook