Además de uso externo, el aloe vera también es beneficioso a nivel interno. Sus propiedades inmunoestimulantes activan las funciones defensivas por lo que resulta beneficioso frente a las infecciones de diferentes tipos (respiratorias, urinarios, gastrointestinales, ginecológicas)

Es un buen cicatrizante, por lo que mejora las úlceras y los problemas irritativos, o inflamatorios gastrointestinales.

Gracias a sus propiedades desintoxicantes y depurativas resulta muy útil en la eliminación de toxinas y para ayudar a regular los niveles de colesterol, glucosas y ácido úrico.

Constituye también una gran ayuda en numerosos procesos inflamatorios o degenerativos crónicos (alergias, artritis, reumatismos, etc.)

 Algunas de las maneras de tomar por vía interna el aloe vera es a través de cápsulas y jugo, entre otras.

 Las cápsulas de aloe vera concentrado suelen estar elaboradas a partir del gel interno de las hojas de aloe vera (ALOE Barbadensis Millar) con una concentración aproximada de 200 veces. (Aseguraos de su composición antes comprar el producto, y asesoraos sobre la dosificación por un especialista en la materia)

El jugo de aloe vera tiene una riqueza garantizada de polisacáridos de alta efectividad

biológica obtenido por presión en frío a partir del gel interno de la hoja de plantas (mejor si proceden de Texas EEUU)

EL método de obtención de jugo de aloe determina su grado de pureza y su contenido en polisacáridos de alta efectividad biológica que son los responsables de sus propiedades beneficiosas. Por este motivo el jugo se extrae en frío y el envase es de color oscuro para evitar su desestabilización,

Se recomienda tomar 2 cucharadas 3 veces al día, solo o mezclado con otro liquido. (Siguiendo la recomendación de algún especialista que os haya asesorado)

Con un contenido privilegio en nutrientes y sustancias activas, se ha convertido en un ingrediente único para preservar la salud y belleza por fuera y por dentro.

Besos desde mi blog!!!!!