Sí, el título no está equivocado. Yoga es unión entre cuerpo, mente y espíritu. Y de ello surge el Amor en mayúscula. Ese amor universal del que todo hablamos, pero algunas veces ni recordamos que es la base de la vida plena.

Amor y yoga a primera vista

Lógicamente, yoga a primera vista juega con el término “amor a primera vista”. ¿Cuántos de vosotros no ha sentido alguna vez un flechazo por alguien? Y una vez que Cupido ha lanzado su flecha directa en tu corazón, no hay nada más que seguir las pautas del enamoramiento, a lo que a veces nos puede llegar a cometer verdaderas tonterías, como es el caso que os voy a presentar a continuación.

Yoga a primera vista

Este es el título de la nueva novela del guionista y escritor Félix Jiménez Velando (guionista de series de gran éxito como Siete Vidas, Física o Química, o el Secreto de Puente Viejo). En YOGA A PRIMERA VISTA, (Editorial Planeta, 2020) Felix nos demuestra que a veces conseguir el amor de tu vida te puede meter en cuarenta mil situaciones disparatadas de las que solo el sentido común y una buena dosis de buen humor te puede ayudar a llegar a buen puerto.

yoga a primera vista

Portada de la novela Yoga a primera vista

¿Qué serías capaz de hacer por amor?

Si yo os contara…. Quizá en algún otro artículo, puedo detallar algunas “historietas” tanto mías como de mis amigas, en las que vivimos situaciones de lo más surrealista, por amor. Pero hoy no toca.

Hablaremos del protagonista de “Yoga a primera vista”, el cual fue capaz de apuntarse a un curso avanzado de yoga porque asistía la chica que le gusta (ya os digo que el yoga avanzado no es nada fácil) porque lo único que tiene de avanzado este chico es su nivel de inconsciencia.

¿Conseguir o no conseguir lo que deseas?

Decía Oscar Wilde que hay dos tragedias en la vida: “una es no conseguir lo que deseas y la otra es conseguirlo”. Pero, peor es quedarse a medias, porque eso te calma las ganas de legar hasta donde quieras y a la vez te deja la insatisfacción de no lograr lo que te proponías”. Este fragmento corresponde a la página 61 de Yoga a primera vista y da mucho para pensar, No hay excusa para no practicar Yoga.

La búsqueda del amor romántico y las dificultades para reconquistarlo construyen la trama central de Yoga a primera vista (y de muchas personas en la vida real). Os puedo asegurar que para algunas personas, no conseguir el amor de la persona de la que se han enamorado, puede convertirse en una tragedia griega. Y eso no está bien.

Amor, risa, humor, aventuras y Yoga

La vida es más sencilla de lo que parece. La meditación y el yoga pueden ser unos buenos aliados para serenar aquellas mentes inquietas que actúan impulsivamente, o en personas negativas, ansiosas y hasta inseguras. El yoga beneficia  a todos,incluso a los hombres. (De ello también se habla en la novela).

Pero visto desde un punto de vista humorístico, que engancha al lector desde la primera página. En esta entretenida comedia de enredos todo le pasa al protagonista y cuando parece que las aguas vuelven a su cauce, el autor le dará otra vuelta al humor y al sarcasmo para que el río se desborde. (Real como la vida misma)

Prejuicios, tristeza, inseguridad y valentía

Este popurrí de emociones con una opinión preconcebida, generalmente negativa, pero con giro drástico al tomar una determinación para enfrentarse a situaciones arriesgadas o difíciles, es para mí, la moraleja que me ha enseñado esta novela.

Pero cada uno puede tener su visión de la historia, y dramatizar o banalizar las situaciones que se van dando a lo largo de la historia, en la que un protagonista muy poco flexible en yoga (os aseguro que más del 65% de mis alumnos están como él o en peor forma física para practicar yoga. Porque el yoga también es cosa de chicos y de hombres. No lo olvidéis.

Puedes comprar el libro  Yoga a primera vista en este enlace.