yoga1Un año más y con la llegada de la nueva temporada, muchas personas se plantean comenzar alguna nueva actividad física. A pesar de que el running está ganando muchos adeptos, hay  otras disciplinas más relajadas y menos «agresivas» para aquellos que no están acostumbrados a hacer ejercicio, como el Yoga o Pilates, que suelen ser una valor en alza.

Cuando me preguntan si es mejor practicar Yoga o Pilates, mi respuesta suele ser más o menos la misma: los dos métodos son igual de buenos y efectivos, siempre y cuando se realicen con conocimiento y disciplina.

Mientras que la práctica del Yoga se basa en una serie posturas estáticas denominadas asanas (a excepción del Kundalini y otras disciplinas puntuales) que armonizan la elasticidad, fortalecen los organos internos y equilibran el sistema nervioso, en el método Pilates se realizan una serie de movimientos basados en la fuerza y control del centro abdominal (core o power house), con un limitado número de repeticiones de cada ejercicio, que promueven un equilibrio músculo esquelético y mejoran el alineamiento de la columna, modelar los músculos para alargarlos y estilizarlos, fortaleciendo a la vez la musculatura profunda que por lo general, tendemos a abandonar a medida que vamos envejeciendo.

Tanto en el Yoga como en el Pilates, la respiración toma un papel destacado para reforzar la efectividad de los ejercicios o posturas (en el caso del yoga).

En el Yoga se utilizan diversos tipos de respiración, (abdominal, de fuego, o intercostal, entre los más conocidos), mientras que en el Método Pilates, se utiliza principalmente la respiración intercostal o torácica como base a sus diferentes ejercicios, ayudando a aplicar los principios de Pilates, es decir, facilitando la concentración y la coordinación de los movimientos.

yoa2Algunos instructores combinan en sus clases diversos elementos de Yoga y Pilates. ¿Por qué? Los dos métodos tienen ciertas similitudes: ambos consideran los ejercicios mente-cuerpo y ponen énfasis en la respiración profunda y controlada.

Por eso se ha desarrollado un método denominado “Yoguilates” basado en la combinación de ambas disciplinas, alternando asanas o ejercicios estáticos (de Yoga) junto a otros mucho más dinámicos (de Pilates), dando como resultado una sesión muy completa y efectiva. (Es la que suelo desarrollar durante mis sesiones semanales).

 

yoga3¿Y vosotros? ¿Habéis practicado alguna vez Yoga, Pilates o Yoguilates? ¿Qué os ha parecido? ¿Os gustaría realizar alguna sesión? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook