runningqCorrer o practicar #running está muy bien. Es un ejercicio relativamente barato y sencillo (solamente se necesita una buena equipación y ganas de ponerse a correr), pero como entrenamiento físico puede convertirse en un arma de doble filo, si no se realiza correctamente, si no se está en la forma física adecuada, o si se sufre algún desequilibrio en algunas de las capacidades físicas (por falta de entrenamiento) que pueden conducir a la fatiga, o en el peor de los casos pueden favorecer  lesiones que  pueden llegar a costar además del dolor, el abandono de la actividad deportiva. ¿Os ha pasado alguna vez?

Dependiendo de la intensidad de la carrera y el ejercicio realizado, el ácido láctico se acumula en los músculos y en la sangre.

Si la intensidad del ejercicio se mantiene durante mucho tiempo (por ejemplo realizando varias sesiones seguidas de ejercicio intenso) la cantidad de este acido se mantiene, se puede llegar a la fatiga muscular total. (Y como lógicamente comprenderéis eso no es nada beneficioso para el organismo).

Por eso, se aconseja dejar pasar 48 horas entre dos sesiones de ejercicios de alta intensidad, para que los músculos y el organismo puedan recuperarse debidamente. (A no ser que seais corredores experimentados).

correr4Eso no quita que durante ese tiempo no se puedan realizar alguna sesión de baja intensidad o para que lo entendáis mejor, de estiramientos para a eliminar el exceso de lactacto acumulado en los músculos. En mi caso, suelo combinar ejercicios de alto impacto (running por ejemplo) con natación a ritmo muy suave (para recuperarme del esfuerzo) y para terminar, nada mejor que unos diez minutos de estiramientos o una sesión de yoga.

Realizando dos o  tres sesiones de estiramientos o streching a la semana, contribuiréis a aumentar la extensión, la flexibilidad, a la vez que ayudaréis a reducir la tensión muscular y ejerciendo un efecto de relajación.

A parte de las sesiones de estiramientos, suelo recomendar alguna de estas prácticas deportivas: Pilates, Yoga o Yoguilates, ya que en ellas, además de estirar el cuerpo, se tonifica la musculatura y se entrenan la mente y las emociones, sobre todo en el caso del yoga.

El running combinado con Pilates y ejercicios anaeróbicos o de tonificación realizados siempre bajo la supervisión o el consejo de un profesional de la salud o deporte, puede ser una buena manera para ponerse en forma (os aseguro que el deporte de correr está más de actualidad que nunca!!), a la vez que es una forma saludable para mejorar la forma física, modelar la figura, quemar la grasa que nos sobre, (ahora que se acerca la Navidad, es fácil ganar algún kilito si no se tiene en cuenta..).

¿Y vosotros? ¿Practicáis alguna actividad deportiva habitualmente? ¿Cuál? ¿Tenéis pensado comenzar a entrenar para mejorar vuestra forma física y silueta? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook