¿Qué es la meditación?

La meditación consiste en poner la mente en blanco. Meditar es concentrarse en una sola acción para llegar al mismo fin: poner la mente en blanco y vaciarla de los pensamientos.

Otros parecen pensar que meditar es sentarse sin hacer nada. A pesar de que sentarse sin hacer nada puede ser algo que merezca la pena, a esto no puede llamarse meditación.

La meditación es un acto en que la mente está tranquila, libre de pensamientos y de deseos, y es posible verse a si mismo gracias a varias técnicas como por ejemplo la disciplina del yoga.

Se puede controlar la agitación menta recorriendo dos caminos diversos: concentrando la mente ya sea en lo externo (centrando la atención sobre cualquier cosa que no sea la propia persona) o en lo interno (tomando conciencia del propio Yo interior).

La Meditación es un descanso para la mente. Es una oportunidad para permitir, que nuestra psiquis se pueda relajar y liberar de las tensiones, del agotamiento y el estrés.

Una vez que hemos aprendido a calmarnos, esta técnica puede servir para acceder a niveles más profundos en nuestro «Ser», de manera directa y concreta, vivenciando aspectos sutiles que al común de las personas, les pasan desapercibidos. Se trata de una capacidad innata que todos tenemos.

La única diferencia entre esta aptitud y la meditación es que generalmente hay que aprender a centrar la mente en objetos externos.

Una práctica para iniciarse en la meditación puede ser observar el movimiento la llama de una vela encendida, concentrándose solamente en el baile de colores y movimientos que se van produciendo mientras la vela va consumiéndose.

Cuando la mente está completamente concentrada, el tiempo se convierte en algo sin valor, como si no existiese.

Lograr darnos cuenta de nuestra naturaleza profunda y original, directamente y sin intermediarios, es el objetivo de la meditación. Esto, trae como consecuencia inmediata: buena salud y autorrealización

Hay muchas técnicas de meditación. La meditación no se improvisa.

Hay que seguir algunas reglas para conseguir resultados satisfactorios:

  • Es importante la regularidad en el habito, la hora, el lugar y la práctica.
  • Los mejores momentos son el amanecer y el anochecer.
  • Hay que intentar consagrar un espacio, o un lugar intimo, para la meditación
  • Una vez sentado en ese espacio, cuida tu postura, siéntate con las piernas cruzadas, y con la columna y el cuello bien erguidos (apuntando hacia el cielo).
  • Antes de empezar, haz una respiración profunda para vaciar tu mente de pensamientos. Olvida las preocupaciones, problemas, etc…
  • Regula la respiración. Comienza a ser conciente de tu respiración (intenta que sea una respiración abdominal)
  • Utiliza un mantra (puede ser Ohm) que deberás repetir mentalmente y coordinado con la repetición de la respiración. Una vez hayas encontrado tu mantra, no lo cambies.
  • Deja fluir tu mente.

Para profundizar más sobre el tema, algunos libros muy interesantes son:

Cuerpo sin edad, mentes sin cuerpo de Deepak Chopra

Meditación para Dummies de Stepehn Bodien

Concentración y Meditación de Swami Sivananda

Meditación de Brian Weiss

Feliz fin de semana!!!!

Besos desde mi blog!!!