El método Pilates se basa en la corrección de las posturas que afectan a músculos y articulaciones y que van adquiriéndose al sentarse, caminar o trabajar en una posición poco adecuada.

Pero para disfrutar de sus beneficios, según explica el creador de la

técnica, Joseph Pilates en su libro «Tu salud» es necesario: «comprender al menos algunos de los principios subyacentes más rudimentarios que regulan el mecanismo del cuerpo humano en movimiento, en reposo y durante el sueño. Por ejemplo: las posibilidades del apalancamiento de los huesos que forman el armazón del esqueleto, el alcance y los límites de la correcta tensión y relajación muscular, las leyes del equilibrio y de la gravedad, y por último, como inhalar y exhalar, es decir, respirar correctamente«.

Por consecuente, la practica regular «bien hecha» (con conciencia)** de una serie de ejercicios de Pilates proporciona:

1.-  Control sobre los abdominales y la respiración

2.-  Corregir la postura

3.-  Coordinación de los movimientos (psicomotricidad)

4.-  Estabilidad del tronco y la pelvis

5.-  Aumentar la flexibilidad

6.-  Mejorar el equilibrio muscular

7.-  Obtener una musculatura fuerte y tonificada

8.-  Movilizar la espalda

9.-  Prevenir lesiones de la columna

10.- Aliviar los problemas de huesos y articulaciones

11.- Controlar dolores de espalda

12.- Mejorar la circulación

13.- Moldear glúteos y eliminar la celulitis

14.- Combatir el estrés

15.- Fomentar la autoestima y la energía

** Queda pendiente de explicar lo que significa hacer una práctica de

Pilates «bien hecha» (con conciencia). Lo dejo para otro post!!!

 

Besos desde mi blog!!!