¿Os falta tiempo para hacer todo lo que os gustaría? ¿Creéis que vuestros problemas no tienen solución? ¿Vuestra actitud es pesimista? ¿Os sentís tristes porque no conseguís vuestros própósitos?

Cambiando vuestra  manera de pensar podréis abordar los baches y problemas que os vayan surgiendo día a día. Podéis llegar a ser optimistas, si creéis que lo lograréis.

Ahí van algunos consejos que espero de corazón que os ayuden a conseguirlo:

Dedicad un rato diario para vosotros mismos. Una sesión de yoga, Pilates, meditación, un automasaje, una sesión de baile, ir al gimnasio, etcétera.

Desconectad de vuestros problemas y rutina diaria para brindaros la oportunidad de mimaros a vosotros mismos. ¿Por qué? Porque vosotros lo valéis!!  (Y porque vuestro estado anímico mejorará tras la sesión).

Imaginaros a vosotros mismos como alguien que puede resolver las contrariedades. Todos los problemas tienen solución. Tarde o temprano llegará. Pensad y buscad alguna de las múltiples, aunque escondidas, soluciones que puedan llegar a tener.

No merméis vuestra actitud frente a los obstáculos, asumidlos como un desafío inevitable.

Vinculaos con personas entusiastas que os puedan demostrar cuáles son sus fórmulas personales para afrontar los baches cotidianos.

Alejaos de las “personas tóxicas” o “vampiros psicológicos” que perturban el bienestar ajeno y vampirizan al semejante, ya que no os aportarán nada más que problemas, amargura e infelicidad.

Modificad vuestro lenguaje: Evitad usar palabras como “nunca”, “siempre” , “no puedo” o “no sé”. El lenguaje y las palabras son una interpretación de la realidad y, por supuesto, no son la realidad.

Aprended a decir “no” . Evitaréis problemas y a la larga os sentiréis más seguros y mejor con vosotros mismos.

Utilizad la queja y el reproche solamente si mediante ellos podéis ganar algo, (pero de verdad.. no egoístamente).

Apreciad y demostrad gratitud por todo lo que os rodea y poseéis, revalorizándolo día tras día, (no esperéis a perder algo para valorar lo que habéis desaprovechado).

¿Y Vosotros? ¿Creéis que vuestra actitud es optimista? ¿Valoráis todo lo que os rodea?¿O viceversa? Estaré encantada de leer tus comentarios en mi blog