Aunque habitualmente se cree que el acné es un problema que se desarrolla en la adolescencia, puede ocurrir en personas de todas las edades. La verdad es que es bastante común ver que las imperfecciones persisten hasta la edad adulta.

El acné adulto cuenta con muchas similitudes con el acné adolescente en cuanto se refiere a causas y tratamientos. Sin embargo, también consta con algunas cualidades únicas que hay que tener en cuenta a la hora de seleccionar productos para el acné adulto.

¿Qué causa el acné en adultos?

El acné adulto, o acné posadolescente, se denomina al acné que se desarrolla después de los 25 años. Principalmente, están en juego los mismos factores que causan las imperfecciones en los adolescentes.

Esencialmente son cuatro los factores que contribuyen directamente al desarrollo del acné: producción excesiva de grasa, poros obstruidos por células cutáneas, bacterias e inflamación.

También hay algunos factores indirectos que influyen como:

  • hormonas, el ciclo menstrual en las mujeres y estrés pueden influir en la producción de aceite.
  • productos para el cabello, cosméticos para el cuidado de la piel y maquillaje que pueden obstruir los poros.
  • dieta que puede alterar la producción de sebo e influir en la inflamación de todo el cuerpo.
  • algunos medicamentos, incluidos los corticosteroides, los esteroides anabólicos y el litio también pueden causar acné.

Asimismo, muchos trastornos de la piel, incluido el acné, pueden ser un signo de una afección sistémica.

Por ejemplo, el crecimiento excesivo del cabello, la caída del cabello, los ciclos menstruales irregulares o el rápido aumento o pérdida de peso junto con el acné, o la aparición rápida del acné sin antecedentes de acné, pueden ser señales de alerta de una enfermedad subyacente como el síndrome del ovario poliquístico u otros trastornos endocrinos.

acne adulto en chica joven
acné adulto en chica joven

¿Cómo puedo prevenir los brotes?

Como la mayoría de las cosas, el acné no siempre está completamente bajo control. Sin embargo, hay algunos puntos clave que hay que tener en cuenta para prevenir su empeoramiento:

Controlar la Dieta

Determinados estudios recientes indican que realizando cambios dietéticos específicos se puede ayudar a reducir el riesgo de acné. Por ejemplo, un meta-análisis de 14 estudios donde participaron casi 80.000 niños, adolescentes y adultos jóvenes mostró un vínculo entre los productos lácteos y un mayor riesgo de acné.

Algunos alimentos pueden promover la inflamación de todo el cuerpo y es posible que este hecho desencadene brotes de acné. Además, una dieta pobre puede afectar a la actividad de las hormonas que, a su vez, podrían empeorar el acné.

Por ejemplo, la leche y los alimentos con alto contenido de azúcar pueden provocar un aumento de los niveles de insulina, alterando otras hormonas que pueden afectar la piel.

Asimismo, algunos estudios también relacionan los alimentos con un índice glucémico alto (aquellos que hacen que los niveles de azúcar en sangre aumenten rápidamente) y el acné.

Optar por cosméticos no comedogénicos

Es de suma importancia revisar el etiquetado para elegir el producto que mejor se adapte a cada necesidad.

Los cosméticos no comedogénicos son aquellos que no obstruyen los poros por lo que son ideales para las pieles grasas o con acné. Son de fácil absorción y algunos de ellos como el aceite de jojoba ayudan a regular la actividad de las glándulas sebáceas.

Proteger la piel con un protector solar

Algunas manchas de acné en realidad no son acné, sino cambios de pigmento post-inflamatorios de lesiones de acné anteriores o espinillas.

Utilizar protector solar con un SPF 30 o superior evita que estas zonas se oscurezcan, previniendo las manchas y atenuando las ya existentes.

Independientemente del tiempo que haga, sol, lluvia o viento, siempre es esencial utilizar un protector solar para evitar que el sol dañe aún más la piel.

Juhl CR, Bergholdt HKM, Miller IM, Jemec GBE, Kanters JK, Ellervik C. Dairy Intake and Acne Vulgaris: A Systematic Review and Meta-Analysis of 78,529 Children, Adolescents, and Young Adults. Nutrients. 2018 Aug 9;10(8):1049. doi: 10.3390/nu10081049. PMID: 30096883; PMCID: PMC6115795.

Smith RN, Mann NJ, Braue A, Mäkeläinen H, Varigos GA. The effect of a high-protein, low glycemic-load diet versus a conventional, high glycemic-load diet on biochemical parameters associated with acne vulgaris: a randomized, investigator-masked, controlled trial. J Am Acad Dermatol. 2007 Aug;57(2):247-56. doi: 10.1016/j.jaad.2007.01.046. Epub 2007 Apr 19. PMID: 17448569.