colores3La cromoterapia o terapia con colores es usada para estabilizar las emociones o los estados de ánimo.

El color tiene la facultad de equilibrar nuestra parte física, mental y emocional. Nos puede ayudar tanto para tratar un dolor de espalda como una depresión. El color trabaja de un modo eficaz en los estados de ánimo ya que los puede transformar.

La teoría del color nos habla de tres colores primarios, de tres principios que componen la energía del universo: el ROJO (la fuerza), el AZUL (la fluidez, el movimiento) y el AMARILLO (la mente creativa).

A partir de aquí nace una infinita gama cromática: por un lado, una escalera de energía calor que nuestros ojos pueden apreciar y de otro, una enorme cantidad de frecuencias que se escapan a nuestra mirada, pero a las que sin embargo somos sensibles.

Vamos a analizar alguno de los colores más representativos:

BLANCO: El blanco es un color asociado a la luz, al día, a la luminosidad, limpieza, pureza, claridad y a todo lo que tiene un significado positivo. El blanco no es nada más que la mezcla de todos los colores en uno. Por ello es el color relacionado con todo lo divino o superior. Se usa para meditar y para estimular el ser espiritual. (Por eso es un color muy usado durante las sesiones de yoga).

NEGRO: Como punto contrario, el negro es un color asociado con la noche. Es un color negativo, desconocido y oscuro (es negro, claro..). Esta negatividad es relativa, ya que culturalmente, el negro se asocia con la elegancia, el prestigio, el respeto y lo abstracto. (Por eso llevar un vestido negro siempre queda bien).

colores2ROJO: El color rojo está relacionado con el primer chacra, es decir el de energía más baja que está conectada con la tierra y/o con nuestras raíces. Se asocia al sexo, por lo que estimula cualquier proceso relacionado con ello (¿No habéis oído nunca que el color rojo es sexy y atrayente del sexo contrario?).

Es un color indicado para las personas tímidas y temerosas, ya que inspira la fuerza y contrarresta los estados de ánimos bajos, ayudando a potenciar la vitalidad, el sistema nervioso y circulatorio.

AZUL. El azul sirve para energizar dos chacras. Es decir el azul celeste (azul mezclado con blanco) energiza el quinto chacra, situado en la zona de la garganta y la laringe, conocido como el chacra de la expresión. Este color ayuda a estimular la tolerancia, a sacar el niño que tenemos dentro, a aceptarnos a nosotros mismos, así como a los demás tal como son.

El azul marino o índigo (azul mezclado con rojo) está relacionado con el sexto chacra, o el tercer ojo. Es decir el que está conectado con la espiritualidad superior del alma. Ayuda a la clarividencia, y sirve para estimular los problemas visuales, auditivos y olfativos. Promueve la perseverancia, la lealtad, y la dedicación en  nuestras tareas ya que es el color de la confianza.

AMARILLO: El color amarillo estimula el tercer chacra conocido como el del plexo solar (o de la fuerza), y es el encargado de regular los procesos digestivos, del hígado y el páncreas. Estimula y favorece la oxigenación del cuerpo, además de estar relacionado con todo el proceso intelectual, focalizando el trabajo de la personalidad y las tareas creativas del intelecto.

NARANJA: El naranja está formado por la combinación del rojo y el amarillo. Es estimulante del segundo chacra (el de la sensualidad), situado en el plexo suprarrenal y en la parte superior de los órganos sexuales internos. Por ello se asocia con la sensualidad y su energía. (No confundir sensualidad con sexo).

El naranja reúne la fuerza del rojo y la capacidad mental del amarillo.  Es un gran potenciador, positiviza el estado anímico. Se trata de un antidepresivo por excelencia.

VERDE: Este color se asocia con el cuarto chacra (el del corazón). Tiene la capacidad de vibrar, aportar armonía y equilibrio (es el color de la naturaleza), y sintetiza la fluidez del azul y el intelecto del amarillo. Es un color de acción inteligente.  Nos empuja a la actividad.

VIOLETA: El violeta une la fuerza del color rojo y el movimiento del color azul. Es un color que se utiliza para desarrollar el poder de la mente (psique) y alertar el espíritu.

Se relaciona con el séptimo chacra (el que está situado en la coronilla), conocido por ser la puerta de las influencias espirituales más altas que llega a recibir el ser humano.

Ayuda a reducir la tensión muscular, la presión sanguínea y se usa para personas con problemas nerviosos o que padecen de insomnio.  Es un color que se utiliza para desarrollar la expresión creativa, a la vez que promueve la gratitud y poder disfrutar de lo que sentimos.

colores1¿Y vosotros? ¿Habíais oído hablar sobre los colores y las emociones? ¿Y su función sobre cada uno de los chacras? ¿Sabéis que es un chacra? En caso negativo, lo dejo para otro post….

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook