Continuando con mi post sobre 12 métodos para dejar de fumar y tras varios intentos en dejarlo (láser, acupuntura, terapia magnética, chicles y parches de nicotina,  libros de autoayuda), voy a relataros como «pasé» mi último «mono» del tabaco.

Supongo que hoy no me apetece encenderme un cigarrillo, para no volver a  pasar todo el proceso de «deshabituación» al tabaco,   ya que éste fue muy duro, al menos para mí que soy, o era una fumadora empedernida.

 Mis primeras 24 horas sin fumar

Pensando todo el día en un cigarrillo. Muchísimas ganas de fumar…..

Ganas de llorar  por todo. Tristeza depresiva.

Irascible por cualquier cosa.

Mal carácter. Muy mal carácter (hasta el punto de estar casi rabiosa)

Mareada (más atontada de lo normal)

Mucho apetito

No podía dormir bien sin mi «cigarrillo»

Estreñimiento (parece una tontería, pero era un problema)

48 horas más tarde

Pensando todavía en el tabaco.

Las ganas de llorar fueron remitiendo

Todavía mal carácter

Sensible, susceptible, irascible

Todavía con más apetito de lo normal

Nerviosa, muy nerviosa…..

Todavía con ganas de fumar (es que casi era una idea fija)

Ya dormía mejor por las noches

No me atrevía a beber una copa de vino, ya que éste lo asociaba con el tabaco. (y tonterías por el estilo)

1 semana después (lo que pasó por mi cabeza)

 Ya se fue normalizando la situación.

La tristeza la sustituí por alegría al haberlo conseguido.

Disfracé el apetito con agua y caramelos (para no engordar)

Mi nerviosismo se compensó con actividad física. Más de la habitual.

Comprobar que podía vivir sin tabaco….aumentó mi autoestima

Empecé a «sentir» los olores y los sabores. Maravilloso.

Empecé a «odiar» el humo a tabaco y lo que le rodea.

Ahorrar un dinero diario también fue una buena recompensa.

Al cabo de 1 mes y hasta un año después

Estoy muy contenta de haberlo conseguido. Vivo sin tabaco.

No he engordado y he recobrado la tersura del cutis.

Reboso energía y salud. (Me he convertido en una «fiera» del deporte)

Me siento «trendy».

Me siento feliz por los resultados!!!!

Al cabo de 12 años

Ya me considero una persona 100% NO FUMADORA.

Feliz de poder correr maratones.

Tengo una capacidad pulmonar del 121%.

Practico deporte sin cansarme.

He ahorrado miles de euros.

 

Y así os podría ir hablando de más y más beneficios.

Todo es proponérselo

Besos desde mi blog.