A pesar de que suele confundirse solamente con acumulación de grasa, la celulits consiste una inflamación de unas células, lo cual provoca una acumulación de líquidos y grasas en determinadas zonas del cuerpo: muslos, caderas, nalgas, e incluso la cara interna de las rodillas.

Pero vamos a explicarlo con detalle: debajo de la piel, hay una red de hebras de tejido conectivo, llamadas septos, que mantienen la grasa en su lugaSi los septos no son fuertes y están estrechamente unidos (lo cual puede estar determinado por la genética) la acumulación de agua y grasa puede abultarse entre ellos, creando ondas en la superficie de la piel, también conocido como celulitis.

Cómo curiosidad, las mujeres tienen más probabilidades que los hombres de tener celulitis, ya que tienen septos cada vez menos dispuestos. Las mujeres también tienen una piel más delgada, así como hormonas que pueden afectar el tamaño de las células grasas y la fuerza de los septo

 

Y¿Se puede evitar la celulitis?

La celulitis puede estar originada por problemas hormonales, herencia genética, mala circulación sanguínea, sedentarismo, estilo de vida poco saludable, etcétera… y si no se toman medidas adecuadas en las primeras fases de su aparición, cada vez puede hacer que el problema sea mayor, llegando a crear nódulos y formaciones de grasa localizada en algunas zonas del cuerpo. (¿Os suena la piel de naranja?)

Una serie de consejos básicos para evitar que la celulitis vaya a más son:

Seguir una alimentación en la que abunden frutas, verduras y legumbres, cereales y pasta integrales, pescado al vapor, plancha o grill, y tomar con mucha moderación leche desnatada y yogures (mejor si son de soja o avena).

Por otra parte, se deben evitar todas las grasas saturadas (embutidos, charcutería,  repostería, fritos, salsa, etc.). En otro post hablaré sobre alimentación y celulitis

Es importante beber mucha agua (como mínimo 2 litros al día). Pero, ¡ojo!, eso no incluye bebidas carbonatadas ni, aunque sean Light o sin azúcar. El agua (agua sin nada más) es fuente de vida, lo otro no.

¿Se puede evitar la celulitis?

Tomar infusiones naturales a base de té verde, té rojo o cola de caballo, entre otros. (ya dedicaré un post a ello)

Eliminar el tabaco (ahora se lleva ser NO FUMADOR: ¡bien por esta moda!).

Se debe evitar  totalmente el alcohol.  Las bebidas espirituosas blancas solo aportan calorías vacías y poco más, aparte de quedar muy bien en la mesa, o de la resaca del día después.

Evitar la acumulación de toxinas. Para ello, nada mejor que añadir un poco de semillas de chía, lino, salvado de avena, o algas en nuestra dieta diaria. (Aunque las frutas y verduras también son una excelente fuente de fibra soluble).

Evitar la opresión en el cuerpo y la compresión venosa. Siguiendo estas premisas, no a sentarse con piernas cruzadas, utilizar ropa demasiado apretada o ceñida (no a los calcetines, medias o jeans “embutidos”).

Son recomendables las duchas de agua fría. y a continuación un masaje por la zona afectada por la celulitis con guantes de crin o algún jabón o crema exfoliante (puede ser casera).

Si habéis optado por algún tratamiento anticelulítico en crema, gel, sed constantes con su uso, y no esperéis milagros (Los resultados suelen notarse a partir de los tres meses de su uso).

Andar, subir escaleras, bailar, saltar a la comba o correr son algunas de las opciones para  eliminar toxinas, y mejorar la microcirculación de las piernas y con ello, «mover» la piel de naranja

Se ha demostrado que las mujeres que sufren ansiedad, estrés o angustia son más propensas a la celulitis, pues el estrés acelera la producción de toxinas y la oxidación celular.  Intentad relajaros y tomaros un tiempo a diario solo para vosotras.

¿Es la celulitis una pesadilla para vosotras? ¿Habéis probado alguno de los nuevos tratamientos o protocolos pensados para acabar con ella? ¿Os ha funcionado? 

Besos desde mi blog!!

También podéis seguirme a través de facebook