Como cada septiembre, paso la ITP (Inspección técnica de mi Pelo) en la peluquería. Es necesario sanear el cabello, después de haberlo expuesto al sol, playa, piscina, etc…

Un año más me surge la duda ¿Me corto sólo las puntas (llevo así tres años), desfilo o escalo mi melena (lo hago cada cuatro o cinco años), o le doy un cambio radical a mi peinado (ya ni me acuerdo de eso)?

He leído en bastantes publicaciones que el pelo corto vuelve este otoño con fuerza. Ya empezó a imponerse este verano, aumentando el tirón gracias a los cambios radicales de algunas celebrities.. No suelo hacer mucho caso a los cambios radicales de las artistas, ya que a base de extensiones y billetes, pueden quitarse y ponerse melena en un tris-tras. EL pelo corto, necesita un “buen mantenimiento de peluquería” para llevarlo siempre impecable (ya se sabe, el pelo crece y hay que ir retocando el acabado y las puntas…)

En muchas de las propuestas de peinados para este otoño, he visto el pelo mucho más corto de lo habitual, (parece que no se lleva el pelo muy largo), aunque tampoco desaparece completamente. (Las tendencias no tienen por qué ser normas).

Una de las colecciones de peluquería para este otoño 2010, que más me ha gustado, es la colección de Raffel Pagés. La ha denominado HARMONY.

Harmony se basa en la belleza del ballet que recae en la sutileza del gesto y el movimiento en la armonía, en la simplicidad de la expresión, en su delicadeza y elegancia estética, haciendo que nos sintamos protagonistas de una temporada llena de admiradores.

Los cortes propuestos se basan en la comodidad.  Cabellos son largos y ligeramente ondulados con formas sutiles. Hay cortes desfilados y sin bloques (a mi particularmente no me gustan los bloques). El cabello queda lo suficientemente largo para recogerlo (ideal para las que como yo, no podemos o no queremos ir todo el día con la melena al viento) y sin ausencia de flequillos (Genial!!!….Ese es otro de los dilemas de la temporada… Creo que le voy a dedicar un post al Flequillo….porque él lo vale..).

El pelo se lleva suelto o recogido en moños bajos, con diferentes composiciones, pero todos ellos marcados por la simplicidad y la belleza.

En cuanto al color de cabello, predominan los tonos cálidos, luminosos y sin contrastes marcados, buscando siempre la sutileza y el brillo.

Creo que voy a desfilarme mi larga melena siguiendo la propuesta de Raffel Pagés (me ha encantado), y quizá le doy algo de brillo a la melena (el sol y el verano me dejan unos reflejos entre rubio y pajizos….) No sé, todavía no lo tengo decidido. Ya os explicaré los resultados.

Besos desde mi blog!!!!