Siguiendo en la línea de las mascarillas caseras a base de fruta, hoy quiero presentaros una mascarilla a base de plátano y aceite de oliva, estupenda para las que tengáis el cabello teñido, seco y  estropeado por los tintes y decoloraciones.

Su preparación  es muy sencilla:

Se coge un plátano o banana (previamente pelado), se corta a rodajas y se pone un plato sopero.

Se tritura con un tenedor o cuchara y se le añade dos cucharadas de aceite de oliva virgen.

Se mezclan bien los ingredientes hasta formar un pasta homogénea.

Se aplica por todo el cabello, de raíces a puntas y se deja reposar durante un cuarto de hora.

Opcionalmente y para obtener mejores resultados, se puede envolver la cabeza con una toalla previamente calentada (en un radiador o estufa, por ejemplo). Pasado el tiempo correspondiente, se enjuaga bien con agua templada y se lava el cabello como es habitual. Y voiláaaa!!!! Ya me contaréis los resultados!!!

¿Y vosotras? ¿Vuestro cabello está muy estropeado por culpa de los tintes o decoloraciones? ¿Soléis haceros alguna mascarilla para el cabello a base de productos naturales? ¿Cuáles? Estaré encantada de leer vuestros comentarios

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook