Después de las vacaciones, con el invierno más o menos desatado a lo largo y ancho de toda la península, este año se aventura que va a tener un sabor frío y crudo.

Cabe decir que la combinación de mal tiempo y frío no benefician en nada a la piel. Los cambios bruscos de temperaturas, el gélido viento o la calefacción inciden en el rostro, traduciéndose en enrojecimientos, descamaciones, aspereza y falta de elasticidad en la piel.

Yo soy de la mentalidad de que un buen serum reparador es un elemento absolutamente esencial para luchar con el clima invernal, en particular para los que tenemos la piel seca.

El nuevo “Extra Repair Serum” de Bobbi Brown es una de las soluciones definitivas para la piel seca.  Con su textura lechosa de lujo, este suero reparador y nutritivo aporta una inmediata sensación de confort en el cutis.

Con el tiempo, trabaja para ayudar a mejorar la textura de la piel,  así como la barrera de hidratación. Contiene ingredientes anti-edad que ayudan a suavizar la apariencia de líneas y arrugas mientras aporta firmeza, dejando una piel más tersa.

¿Por qué lo sé? Porque desde hace unos días lo he estado probando y los resultados en mi piel han sido fantásticos.

En mi caso, que tengo la piel sensible y mixta (grasa en la zona T y seca en las mejillas), el serum  me ha funcionado de maravilla en todo el cutis, ya que ni mucho menos he sentido la piel pesada, sobrecargada o excesivamente grasa.

Este es uno de los problemas que tenemos las personas con este tipo de cutis, nos es difícil encontrar un tratamiento hidratante profundo que no sobreengrase la piel,  pero que a la vez sea muy tratante.

Después  de cada aplicación, noto que  mi piel está muy confortable, hidratada, protegida y con una gran luminosidad.

Según las propias palabras de Bobbi Brown:  “He creado Extra Repair Serum para aquellas mujeres que buscan hidratación y reparación a la vez. No sólo aporta una sensación agradable desde el primer uso, también observarás cómo mejora el aspecto de tu piel cada día”.

Sus  ingredientes principales y beneficios son:

Trigo, Salvado y Extracto de Oliva que ayudan a fortalecer la barrera natural de la piel, aumentando su capacidad para mantener la hidratación y prevenir futuros daños.

Vitamina C y un potente péptido que ayuda a suavizar las líneas y arrugas mientras reafirman la piel.

Extracto de Salvia Sclarea que estimula las células de la piel y limpia la superficie retirando las células muertas, revelando una piel fresca y radiante.

Extracto de Corteza de Magnolio, Sacarosa y Cafeína que ayudan a reducir las rojeces causadas por la irritación.

Hialuronato de Sodio, Glicerina y Aceite de Semilla de Limnanthes Alba que aportan a la piel la hidratación que necesita al instante y la mantiene a largo plazo.

Todo un “cocktail explosivo” de nutrientes para el rostro, ¿verdad?

Se recomienda aplicar sobre la piel limpia por la mañana y por la noche, continuando con la crema habitual de tratamiento.

En mi caso, solamente lo utilizo por la mañana, ya que para la noche me la reservo para otros tratamientos…. (ya hablaré de ello en otro post).

¿Y vosotros? ¿Habéis oído hablar del nuevo suero de Bobbi Brown? ¿Lo habéis probado? ¿Vuestra piel sufre mucho en invierno?
Besos desde mi blog!!!