flacidez Con la llegada del buen tiempo comienza la época para despojarnos de las capas de ropa de abrigo. Camisetas de manga corta, tirantes y pantalones cortos son algunos de los looks primaverales que dejan al descubierto los brazos y las piernas. Pero, ¿habéis cuidado éstas zonas (o del cuerpo en general) durante el invierno? ¿O acaso habéis “descubierto” que vuestros brazos y muslos están flácidos y fofos?

La flacidez en los brazos y las piernas aparece antes que en otras zonas del cuerpo, ya que en su cara interna la piel es más fina y la pérdida de colágeno y elastina es más rápida.

Una dieta pobre en probre en proteinas, necesarias para aportar aminoácidos a la piel, el tabaco que afecta al sistema circulatorio; La pérdida de peso en personas obesas; algunos fármacos tomados a largo plazo como los corticoides y una predisposición genética son algunos de los factores que provocan el envejecimiento celular, y con él, el descolgamiento de la piel en brazos, abdomen y piernas.

¿Y qué se puede hacer para evitar la flacidez en la piel?

Ante todo, es mejor prevenir que curar. El Director Médico de la Clínica Menorca, el Dr. Ángel Martín, experto en Cirugía y Medicina Estética, nos propone unos prácticos consejos que pueden ayudar a prevenir la aparición de flacidez:

–       Evitar el sedentarismo y llevar una dieta con el aporte proteico apropiado.  La flacidez muscular y la flacidez cutánea son distintas, pero un buen tono muscular es fundamental para un aspecto saludable de la piel. Se puede alternar el ejercicio físico con las plataformas vibratorias.

–       Una dieta equilibrada como la mediterránea o la dieta de la zona, que aportan todos los nutrientes necesarios, recordando que son las proteínas los pilares que sostienen el tono y la firmeza de la piel.

–       Tomar antioxidantes, siempre bajo prescripción médica. También ayudar a la contracción y nutrición de la piel con productos cosméticos y cosmecéuticos.

–       Por último, los tratamientos médico estéticos, a partir de determinada edad que ayudan a prevenir y retrasar el envejecimiento cutáneo, y la consecuente flacidez.

De todas maneras, la flacidez no es fácil de eliminar. Para conseguir reafirmar zonas tan complicadas como los brazos y las piernas, “es necesario mejorar la microcirculación de la zona y estimular la síntesis del colágeno” nos explica el Dr. Ángel Martín, experto en Cirugía y Medicina Estética.

Según cada caso y el tipo de flacidez que tenga cada paciente (flacidez moderada o media), los expertos de la Clínica Menorca recomiendan:

1.- Tratamiento con Infiltraciones con Radiesse® (a nivel preventivo y para combatir la flacidez moderada):

flacidez2Hasta ahora el Radiesse® solo se empleaba para dar volumen en el rostro, pero la Dra. Antonia Banda, especialista en Medicina Estética de la Clínica Menorca, ha obtenido muy buenos resultados con su aplicación para reafirmar la cara interna de brazos, muslos y también en el abdomen.

La hidroxipatita de calcio, su principio activo, actúa como un andamio debajo de la piel, proporcionando la estructura perdida y estimulando la creación de colágeno de forma continua a partir de los 20 días de su implantación” nos explica la Dra. Banda.

Para su inyección, se puede utilizar aguja o cánula. Además la especialista recomienda optimizar los resultados de este tratamiento, combinándolo con radiofrecuencia en abdomen y piernas, o con CO2 y Láser Fráxel en escote y manos. Al ser un producto reabsorbible, se recomiendan sesiones cada 6 meses. (Precio aprox: a partir de 450€)

2.- Tratamiento con Hilos de polidioxanona (a nivel preventivo y para combatir la flacidez moderada): 

La última gran revolución en Medicina Estética son los hilos de polidioxanona (PDO) que crean tejido de soporte de forma natural alrededor del hilo insertado, produciendo colágeno y fibroblastos que tensan y redensifican la piel, corrigiendo la flacidez.

La verdadera revolución de estos hilos reabsorbibles es que van provistos de pequeñas espículas que les permite anclarse al tejido y no necesitan suturas. Se  colocan mediante unas agujas muy finas y se va creando una malla que induce un autolifting biológico de forma natural y no agresiva. A las dos semanas comienzan a verse los resultados y tardan en reabsorberse 6 meses. (Precio aprox: a partir de 400€)

3.- Tratamiento con Hilos Tensores Spring (para tratar la flacidez media):

Este tratamiento consiste en la colocación de hilos de silicona de tercera generación, reabsorbibles, elásticos, de fácil implantación. Estos hilos también están dotados de espículas para anclarse al tejido. El tratamiento se realiza con anestesia local a lo largo del trazado sobre el que se van a colocar los hilos.

Los resultados duran alrededor de dos años y son totalmente naturales. Esta opción intermedia, por su acción preventiva en el avance de la flacidez, puede retrasar o evitar la cirugía en años. (Precio aprox: 1.800€)

¿Y vosotros? ¿os preocupa la flacidez en vuestros brazos o piernas? ¿Habéis pensado realizar algún tratamiento estética para remediarlo? ¿O mediante jercicio y una alimentación saludable flacidez4tenéis el tema controlado? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de Facebook