¿Cuántas o cuántos de vosotros (el problema no es femenino solamente) lucís unos brillos exagerados en el rostro, que se muestran duplicados cuando os fotografían? ¿Tenéis granitos (o acné) o comedones en la zona de la barbilla, frente o puntos negros en la nariz? ¿Vuestros poros se muestran dilatados? ¿Vuestro rostro se muestra opaco y grisáceo?

Consejos para tratar la piel grasa o con brillosSi habéis respondido afirmativamente a más de dos preguntas, seguramente vuestra piel es grasa  (o tiene algún problema relacionado con ella). Este tipo de piel presenta una coloración más bien grisácea, y un tono opaco a menudo provocado por la mala circulación sanguínea.  Asimismo, suele mostrar un brillo grasiento difuso, debido a una exagerada actividad de las glándulas sebáceas, poros dilatados, puntos negros, furúnculos, granos y problemas (entre ellos el acné) debidos a una exagerada secreción sebácea.

Consejos para tratar la piel grasa o con brillosPero, ¿Por qué la piel se vuelve grasa?

Algunas de las causas o factores causantes de una piel grasienta (cuando ésta no es hereditaria) son:

El uso de productos inadecuados para el rostro: cremas o leches demasiado densas, untuosas o grasas o bien el uso de tónicos con alcohol (ya que éste tiene un efecto rebote: en apariencia elimina la capa grasa, pero después al excitar las glándulas sebáceas, aun vuelve el cutis más grasiento).

Dietas en la que hay un exceso de sustancias grasas, mantequillas, etc.

Una vida desordenada (cansancio, agotamiento, insomnio, etc.)

Algún tipo de desequilibrio del sistema nervioso u hormonal.

Consejos para tratar la piel grasa o con brillosPara mantener un cutis graso a raya o bajo control, es imprescindible mantener una muy buena limpieza, tonificación y cuidado del mismo con productos adecuados para este tipo de piel. Para que os lo toméis como una rutina, estos serían los 3 pasos a seguir mañana y noche:

Paso 1

Limpieza de cutis: Debe lavarse el rostro con un limpiador suave mañana y noche. (ya hablaré con más detalle en otro post).

Paso 2

Tonificación: Este paso puede servir para acabar de limpiar en profundidad la piel y para prepararla para la hidratación. No es un paso imprescindible, pero sí es recomendable.

Paso 3

Hidratación/nutrición: Este tipo de pieles requieren fórmulas sin grasa, pudiendo omitir este paso (a no ser que sean pieles maduras). No quiero decir que no tengáis que usar algún producto de belleza, pero para las pieles grasas, el concepto de menos es más, es el que debe predominar en cuanto a los tratamientos.  Fluidos sin grasa, de textura gel o lociones ligeras debe ser vuestros aliados de belleza, ya que evitarán que los granitos y exceso de sebo aparezcan en el rostro. Mis favoritos son los que llevan algún tipo de AHA o BHA o vitamina C (ya os lo contaré en otro post). Lo último para corregir las imperfecciones de este tipo de piel son los borradores ópticos (blur) que disimulan los problemas que el cutis pueda tener. Muchos de ellos aseguran que «transforman»  o borran al instante imperfecciones, eliminan brillos y reducen poros gracias a su formulaciones con efecto óptico.

Como cuidados complementarios este tipo de piel, deben aplicarse mascarillas purificantes, una vez cada quince días como mínimo (aunque quizá es mejor una vez a la semana). Las mascarillas que contengan arcilla o carbón activado suelen ir muy bien, ya que estos absorben el exceso de grasa e impurezas acumuladas en la piel.

Regularmente, también deben realizarse exfoliaciones, ya sea con peelings físicos o químicos y/o microdermoabrasiones en cabina o  microexfoliaciones, algunos de los cuáles se pueden realizar en casa con éxito y sin gran problema.

Por otra parte, es aconsejable llevar una vida ordenada, dormir suficientes horas, no fumar, hacer una vida al aire libre en lo posible, practicar algún tipo de deporte (incluyendo ejercicios respiratorios) y algo de meditación. (Sí, llevar un estilo de vida saludable es bueno para todo!!)

En cuanto a la dieta, deben abundar las verduras y frutas, legumbres y cereales integrales y lácteos desnatados. Por el contrario, se deben evitar la carne ahumada, quesos fermentados,  mantequillas, sustancias picantes, carne y grasa de cerdo, dulces, azúcar, bollerías, chocolate y alcohol.

¿Y vosotros? ¿Tenéis la piel grasa y/o sensible? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de facebook