Cómo eliminar las arrugas de expresión (o por lo menos intentarlo)Ayy, las arrugas de expresión!!! ¿Cuántos de vosotros os gustaría borrar las líneas en la frente, bajo los ojos  o las arruguitas sobre el labio conocidas como código de barras?

Las líneas de expresión no conocen la edad (bueno.. o casi, casi). Hay diversas causas o factores que contribuyen a que unas sutiles líneas de expresión se conviertan prematuramente en arrugas faciales “puras y duras”.

Algunas de las causas que favorecen las arrugas de expresión son: la gesticulación del rostro sobre todo en personas muy expresivas; por ejemplo las personas que tienen problemas de vista o fuerzan mucho la mirada, tienen más facilidad de sufrir patas de gallo; las que tienen la frente ancha o fruncen mucho el ceño, suelen tener arrugas más marcadas en la frente (conocidas como arrugas intelectuales); o bien las personas que abusan del sol, tabaco están más predispuestas a sufrir arrugas en el rostro.

Para prevenirlas es necesario oxigenar la piel, mediante exfoliaciones, microdermoabrasiones o limpiezas profundas del rostro, para ayudar que la piel se renueve debidamente.

Es necesario proteger la piel ante el sol también en invierno, por lo que es conveniente usar cremas hidratantes diarias con protector solar (a poder ser mínimo SPF 30).

En cuanto a la dieta, es importante seguir una alimentación rica en vitaminas A y C y antioxidantes. (Para ello, se deben incluir en la dieta diaria muchas verduras y frutas). Tampoco deben faltar en la alimentación diaria alguna ración de cereales integrales y aceite de oliva crudo (pero, ¡ojo! no vale aceite frito).

Además de hidratar la piel por fuera, también se debe hidratar internamente. Es necesario tomar como mínimos seis vasos diarios de agua para mantener el organismo debidamente hidratado.

Asimismo, es aconsejable no fumar. (Aunque fumar nunca es aconsejable en ningún caso).

Una solución para no agravar las líneas de expresión podrías ser intentar no mover el rostro ni gesticular, pero no os lo aconsejo…. No dejéis nunca de sonreír. Y cuando digo sonreír, me refiero con una sonrisa “de oreja a oreja”. Aunque parece una paradoja, ya que al sonreír se acentúan las arrugas, las personas que se sienten felices, irradian belleza.

Pero eso no es todo: para conseguir disminuir las arrugas de expresión hay diversas técnicas que funcionan con éxito. La más efectiva y rápida, ya os podéis imaginar cuál es: la toxina butolínica o botox. Con cuatro pinchazos, en menos de diez minutos se soluciona el problema. Aunque siempre hay un pero… las manos que aplican el producto deben ser talentosas y cautas con la cantidad y el lugar exacto del rostro, ya que sino el resultado puede parecer poco natural… (Pero dejo este tema para otro post)

Cómo eliminar las arrugas de expresión (o por lo menos intentarlo)Para las que tengáis repelús a las agujas, otro sistema utilizado para suavizar las líneas de expresión de forma sorprendente, son los parches faciales Frownies. Es una alternativa natural al botox y botoina y más efectivo que una crema antiarrugas.

Se trata de unos parches fabricados con materiales agradables a la piel (papel no blanqueado con una base vegetal), que se aplican en la frente y entrecejo para así re-educar los músculos subcutáneos recuperando su apariencia relajada y natural.

¿Funcionan? Sí. Los Frownies consiguen eliminar arrugas para dejar una piel rejuvenecida, relajada y con una apariencia más joven. El único inconveniente es que se debe ser constante, aplicándolos cada noche antes de irse a dormir, durante al menos un mes para notar unos resultados visibles. (Pero sí, se notan).

Basta con una aplicación inicial de Frownies diaria, a poder ser nocturna y durante como mínimo 4 horas seguidas, durante 30 días para conseguir re-entrenar los músculos faciales y consecuentemente disminuir las líneas de expresión. Un inconveniente que os podréis encontrar, son los comentarios bromistas que quizá recibiréis de los demás miembros de vuestra familia, cuando os vean con los parches puestos en el rostro. Si superáis esas barreras, tendréis el camino de las “no arrugas” bastante ganado.

Pasados los 30 días, una aplicación de 2 ó 3 veces por semana es suficiente para mantener su efecto rejuvenecedor, de forma sencilla natural.

Un consejo aportado por algunos visagistas y mujeres que utilizan los parches Frownies, es el de aplicarlos durante 30 minutos ó más, como reparador antes de una cita, para conseguir un cutis con un aspecto más relajado, suave y descansado. (Por el efecto “difuminante” de las arrugas).

También cabe destacar que si vuestras arrugas son muy profundas, no se van a eliminar de ninguna de las maneras, a no ser que os pongáis en manos de un profesional de la estética.

¿Y vosotros? ¿Tenéis arrugas de expresión?¿Habéis probado los parches Frownies? ¿Os habéis puesto Botox? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook