En verano, nuestro pelo suele sufrir por el sol, el cloro de la piscina y el agua del mar entre otros. Para los que como yo, vuestro pelo se reseque, pierda brillo, parezca estropajoso y sobretodo para las melenas largas y el cabello con permanentes, teñidos, decolorados o con mechas, ahí va un consejo que es «mano de santo»: UNA MASCARILLA DE ACEITE DE OLIVA.

No estoy hablando de una mascarilla comercial, no. Lo que os aconsejo es que hagáis un baño de aceite de oliva en el cabello, (y cuero cabelludo para los que lo tengáis seco y querías hidratarlo profundamente).  Se deja actuar como mínimo  media hora, y después lo laváis como es habitual.

Yo suelo aplicar el aceite de oliva, previamente calentado en las palmas de mi mano, masajeando sobre todo las puntas. Para un efecto más intenso, podéis calentar en el microondas un vasito de aceite durante 30 segundos y aplicarlo en el cabello, masajeándolo durante unos minutos. Después recogéis el pelo en un moño o trenza, y dejáis actuar.  El efecto es más intenso.

Espero que este truco os funcione!!!

Viva las melenas sanas y brillantes!!!

Besos desde mi blog!!!