Varias de vosotras me habéis preguntado a cerca de algún tentempié natural para que os ayude a saciar el apetito y que a la vez no engorde.

Podría daros diversas opciones, recetas y consejos, pero en este post me voy a centrar a uno de mis tentempiés favoritos: un zumo natural de pomelo rosa con naranja.

¿Por qué? Por sus múltiples propiedades:

Por su gran contenido en agua ayuda a hidratar al organismo.

Aporta muy pocas calorías (menos de 40 cal/100gramos) por lo que está indicado en dietas para adelgazar (eso sí, no pongáis azúcar en el zumo).

Contiene vitaminas hidrosolubles: B1, B2, B6 y C y minerales como  magnesio, calcio, fósforo, azufre, cloro y potasio.

Es rico en carotinoides o provitamina A y licopeno (que le confieren su particular color rosado).

Contiene  ácido fólico, málico, oxálico, tartárico y cítrico, (éste último ayuda a potenciar la acción de la vitamina C). Todos ellos aportan múltiples beneficios para el organismo.

Por su riqueza en fibra ayuda a regular el tránsito intestinal (Pero para eso, no debéis separar ni eliminar la fibra del zumo).

Además de poseer propiedades antioxidantes, es un depurativo y diurético natural. Tiene propiedades antibacterianas, ayuda a mantener el buen estado de la piel y el cabello, a la vez que ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunológico. Todo son beneficios!!

¿Y cómo se prepara este zumo o batido? Normalmente, suelo exprimir dos pomelos rosados y una naranja para dulcificar un poco más su sabor.  A pesar de que el exprimidor separa la pulpa y la  fibra del zumo, la vuelvo a añadir a la bebida (para así no perder parte de sus propiedades benéficas).

El pomelo rosado es una de las variedades de pomelo más dulces del mercado, pero a pesar de eso, tomado solo, al menos a mí, me resulta un poco amargo. La naranja le da el toque dulce al zumo. Es una opción mucho más saludable que añadirle una cucharadita de azúcar. ¿No creéis?

En verano este zumo es super refrescante. Además de nutritivo, sabroso y aportaros múltiples beneficios para la salud, os ayudará a matar el “gusanillo” del hambre de una manera saludable y exquisita!!!

¿Y vosotros? ¿Habéis tomado alguna vez un zumo de pomelo rosado? ¿O bien, lo habéis consumido tal cual o en alguna receta de cocina? ¿Cuál? Estaré encantada de leer vuestros comentarios en mi blog