Quizá habréis leído en algunos foros de internet sobre el uso del vinagre de manzana para adelgazar. O quizá habrá llegado hasta vuestras manos un folleto de algunas pastillas basadas en las propiedades del vinagre de manzana” que prometen una pérdida de peso “milagrosa” o bien unos efectos adelgazantes “espectaculares” (es un decir, claro..).

Os cuento. Sí que es cierto que el  vinagre de Manzana es a veces utilizado como “remedio de la abuela” por su gran efecto diurético ya que es rico en potasio y por su ayuda a alcalinizar un poco el Ph de la sangre. Se puede decir que el vinagre de manzana provoca en el organismo un efecto diurético y remineralizante, propiedades que han hecho que se ponga de moda en dietas de adelgazamiento.

El vinagre de manzana es un gran depurativo intestinal, gracias a que posee ácido acético, por lo que ayuda a combatir el estreñimiento, y las bacterias malignas mueren ante su contacto. En otras palabras, es depurativo, digestivo y ligeramente laxante (aumenta el movimiento intestinal).

¿Vinagre de manzana para adelgazar?Tiene un gran beneficio diurético, ya que es muy rico en potasio y ayuda a alcalinizar un poco nuestro Ph sanguíneo. Esto se traduce en que, al eliminar líquidos, perdemos menos potasio y se evitan los mareos, calambres y cansancios habituales.

Aumenta la secreción de enzimas relacionadas con la digestión de las grasas, mejorando la digestión de las mismas (ayudando a adelgazar).

Su riqueza en Vitamina A le confiere efectos muy positivos para la sequedad de la piel y de todas las mucosas del cuerpo (especialmente la del ojo). También posee sales minerales, taninos, calcio, fósforo, potasio, sodio, cinc y vitaminas del grupo B.

En comparación al vinagre de uva, provoca menos acidez y es más apropiado para estómagos delicados. Además, mejora la circulación sanguínea y ayuda a mantener el colesterol a niveles normales.

El vinagre de manzana se debe tomar diluido en agua antes de las comidas para aprovechar su efecto saciante y sus propiedades digestivas y diuréticas.

En cuanto a su uso externo, el vinagre de manzana:  

Tiene acción desinfectante, fungicida y antimicótico. (Para combatir hongos en los pies se utilizan baños en agua caliente y vinagre de manzana).

Ayuda a aliviar dolencias de la piel como caspa, quemaduras leves y herpes.

Es muy eficaz para la limpieza y eliminación de células muertas de la piel.

Se utiliza para eliminar las plagas de piojos en el cuero cabelludo.

Ayuda a cicatrizar pequeñas heridas.

Aplicado sobre las piernas, ayuda a contraer las venas varicosas.

¿Vinagre de manzana para adelgazar? Pero ¡ojo! En estos casos, sólo vale el vinagre de manzana, no el de vino… (que tiene otras porpiedades .. pero eso lo dejo para otro post)  ¿Y vosotros? ¿Conocíais las propiedades del vinagre de manzana? ¿Cuál soléis tomar habitualmente con las ensaladas y para aliñar vuestros platos?

Besos desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de Facebook