¿Os podéis imaginar un delicioso plato de pasta sin gluten y que solo contenga siete calorías? ¿Y qué además sea saciante y ayude a regular el sistema intestinal? Ya no hace falta seguir soñando. Esa pasta existe. Tiempo al tiempo, estoy segura de que su uso se va a popularizar rápidamente. La Pasta de konjac

¿Qué es la pasta de konjac?

La pasta de Konjac está realizada con ingredientes 100% naturales, ya viene preparada, solo se debe escurrir el agua que la acompaña y calentar el la sartén o microondas, y porque su sabor está muy rico.

La pasta en cuestión está realizada 100% con harina de konjac (o glucomanano). Ya os he hablado varias veces sobre ella y sus beneficios para adelgazar.

El glucomanano es una fibra dietética derivada de la harina de la raíz del konjac, una planta oriental comestible, muy conocida en China y Japón (Konnyaku ) y usada en la medicina natural, como ayuda en las  dietas de adelgazamiento y para regular el estreñimiento.

¿Cómo se cocina la pasta de konjac?

Pero volviendo al tema de adelgazar, la pasta de konjac ya viene hidratada, por lo que no se va a hinchar mucho más en el estómago, pero seguirá ofreciendo una gran sensación de saciedad, evitando la ingesta excesiva de alimentos, y por consecuencia, obteniendo la reducción de las calorías consumidas y disminuyendo la sensación de apetito.

Pasta de konjac

El konjac o glucomanano es un producto de origen natural aprobado por la Unión Europea como ingrediente adelgazante con eficacia aprobada, que actúa como un «corta-hambres».

Como la pasta de konjac no contiene casi calorías, ni gluten, su textura en forma de espaguetis, arroz, tallarines o fideos, sola o con zanahoria o verduras, y preparada con alguna deliciosa salsa de tomate y verduritas, puede convertirse en un primer plato saciante, ligerísimo y apto para celíacos.

Por otra parte, y para los que queráis haceros smothies saludables en casa, podéis añadir una cucharadita de harina de konjac en el batido. De esta manera, complementaréis su efecto saciante (las frutas solas no lo son mucho), y gracias a que las fibras del glucomanano arrastran el colesterol y triglicéridos del organismo, ayudaréis a “limpiar” el organismo.

El glucomanano cuando se pone en contacto con el agua aumenta su volumen, esta fibra envuelve el colesterol y triglicéridos sobrantes, ayudando a su eliminación del organismo.

¿Y dónde encontrar pasta y harina de konjac?

Yo la compro a través de Internet en la web www.thekonjacshop.com . Sus productos son deliciosos, y la atención a pesar de ser on-line es exquisita y personalizada (podéis usar su formulario de contacto). Además, en su página web encontraréis recetas, consejos y mucha otra información sobre el konjac.

Pasta de Konjac

Mi hija, que es una gran gourmet de las pastas, desde que descubrió la pasta de konjac (y a sabiendas de que su talla ha pasado de la 34 a la 38 en un año), me pide que le prepare un plato de pasta de konjac con verduritas y pescado para cenar. ¿Cómo puedo negarle ese saludable capricho?

¿Y vosotros? ¿Habíais oído hablar de la fibra de konjac? ¿Qué os parece esta opción de pasta sin calorías? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook