Seguramente uno de tus propósitos de año nuevo sea cuidarse, lograr perder algún kilito o comenzar la famosa dieta bikini. Puede que también te hayas propuesto apuntarte al gimnasio, pero siendo realistas, es difícil lograr todos los propósitos. Por lo que, ¿por qué no comenzar con conseguir una dieta sana y equilibrada? Para bien mantenerse con buena salud, como en buena forma, una dieta equilibrada es fundamental. Te traemos algunos consejos para que logres este propósito de año nuevo.

5 propósitos de año nuevo para lograr una dieta sana y equilibrada
  1. Come cinco piezas de fruta diarias: El catálogo que nos ofrecen las frutas es muy variado, por lo que no caigas en comer siempre las mismas y pruebas neuvas frutas haciendo más llevadera tu dieta. Eso sí, las frutas de temporada siempre serán la mejor elección.
  2. No te saltes ninguna comida: Las tres comidas diarias son esenciales, no te olvides de que el desayuno es la comida más importante del día y que la cena debe ser siempre más ligera. Incluso cinco comidas, para matar el hambre a la hora del almuerzo y la merienda es lo idóneo. Para no caer en una rutina con la que la dieta se te haga pesada, puedes probar a hacer nuevas recetas e innovar un poco en la cocina. Y si te quedas sin ideas, siempre puedes echar un vistazo a las recetas saludables que te ofrecen en multitud de webs, incluso diferenciando entre diferentes estilos de comida como el vegetariano, para personas alérgicas o celiácas o incluso, comidas  estrictamente de otras culturas.
  3. Di no a abusar del azúcar y la sal: Al igual que has de evitar muchas comidas fritas o rebozadas, no es bueno abusar del azúcar o de la sal. Elige otros condimentos y especias más saludables para sazonar tus recetas.
  4. Respeta las cantidades: Normalmente nos excedemos en los tamaños de la comida que ponemos en los platos. Respeta las medidas recomendadas y no comas demás. Masticar y comer despacio también ayudará, ya que si comes rápido tendrás la sensación de llenarte pronto, además de que puede afectar a tu estómago.
  5. Camina: No hagas vida sedentaria, sal a caminar un rato todos los días o elige el andar frente al transporte. El cuerpo tiene que estar en constante movimiento para que tu dieta sana y equilibrada surta efecto.

Si has llegado hasta aquí verás que estos consejos son sencillos y fáciles, pero también muy eficaces. Así que pilla el año nuevo con energía y súmate a llevar una dieta sana y equilibrada en tus comidas. No solo mejorará tu salud y forma, sino también tu humor y energía en el día a día.