Para combatir los días desapacibles de frío, nieve y lluvia, nada mejor que una buena infusión bien para reconfortarse.

Si os cuesta entrar en calor a pesar de ir bien abrigados, tomad nota de los ingredientes de estas deliciosas infusiones, excelentes en invierno:

INFUSIÓN DE JENGIBRE, LIMÓN Y MIEL

Esta infusión tiene un sabor muy agradable y peculiar por el aroma característico del jengibre, el ácido del limón y el dulce de la miel.

Las cantidades por persona y taza son:

1 cucharadita de raíz de jengibre fresca pelada y machacada o rallada .

1 rodaja de limón

1/2 cucharadita de miel

Preparación

Se pone agua a hervir (calculando 300 cc por persona). Cuando llegue al punto de ebullición, se vierte el jengibre y el limón y se deja hervir tapado unos cinco minutos más. Se cuela y se añade la miel.

Esta infusión es deliciosamente aromática, tónica y muy reconfortante. Es una buena opción para alternar con otros tés como el té rojo u otras infusiones y un comodín para facilitar las digestiones y proteger el hígado.

INFUSIÓN DE CANELA Y MANZANA

Sencilla y rápida de preparar. Aromática, reconfortante, energizante y digestiva. Ideal para tomar a media tarde como merienda.

Estas son las cantidades por persona y taza:

1 rama de canela

2 piezas de anís estrellado
Una cucharadita de té earl grey.
Una rodaja de manzana.
Un vaso de agua.
1 cucharadita de miel.

Preparación

Hervir durante cinco minutos la canela en rama en el agua. Transcurrido ese tiempo, se aparta el preparado del fuego,se agrega la cucharadita de té y los trocitos de anís estrellado y se deja en infusión durante otros tres minutos más. Se coloca una rodaja de manzana en una taza de vidrio. Se vierte la infusión colada y se decora con una trocito

 de canela o un anís estrellado. Por último, se endulza con la  miel.

Besos desde mi blog!!!.