La gelatina vegetal o agar agar es una de las «sub» algas (por llamarla de alguna manera) más populares gracias a los restaurantes chinos y sus acompañamientos en ensaladas, (¿Recordáis los hilitos transparentes que sirven mezclados algunos platos?) A mí me recuerdan algún tipo de plástico comestible insípido y sin sabor, pero no. Ni es plástico, ni es artificial. Es agar agar, conocida como un alga, pero en realidad no lo es.

Gelatina vegetal, nutritiva, saciante y para adelgazarComencemos por el origen de su nombre y quizá así entenderemos más su composición. La palabra agar viene del malayo agar-agar, que significa jalea. También es conocido por los nombres gelosa, gelosina, gelatina vegetal, gelatina china o gelatina japonesa.

Está considerada un alga, pero en realidad es una gelatina vegetal, suave y muy nutritiva, que se obtiene a partir de la combinación de ocho algas rojas marinas.

Gelatina vegetal, nutritiva, saciante y para adelgazarEs muy nutritiva. Es rica en hidratos de carbono complejos y fibra soluble, contiene algo de  proteínas (menos del tres por ciento) y no tiene nada de grasa. Contiene sodio, calcio y en menor proporción fósforo, hierro y yodo.

Está muy indicada en dietas adelgazantes ya que tiene un poder saciante, y su bajo aporte en calorías. Pero eso no es todo:

Si se acompaña con agua, tiene la propiedad de aumentar de volumen en el estómago, ayudando a arrastrar las toxinas a nivel gástrico, estimulando el tránsito intestinal, ya que actúa como un laxante natural, sin producir cólicos, ni dolores abdominales típicos de los laxantes de origen farmacológico.

Gelatina vegetal, nutritiva, saciante y para adelgazarEs muy usada en las ensaladas, platos japoneses y en la cocina oriental en general. ¿Recordáis los hilitos transparentes que sirven mezclados en la ensalada de los restaurantes chinos? (Parece repetitivo, pero es donde casi siempre más se utiliza en la cocina) Pues eso es agar-agar.

Por otra parte, el agar-agar también se utiliza como gelatina natural o espesante, sobre todo en flanes y puddings veganos. (Para hacer gelatina, se debe hervir a fuego lento removiendo hasta que esté disuelto 8 cucharadas de agar-agar en polvo por medio litro de líquido.)

Podéis mezclar un poco de agar-agar en cualquier ensalada variada fresca que tengáis pensado preparar. Simplemente debéis rehidratarla previamente en agua durante 20 minutos, escurrir y servir en crudo. Así de fácil.

¿Y vosotr@s? ¿Conociáis el agar-agar? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!

Besos desde mi blog!

También podéis seguirme a través de Facebook