La sandía es junto al melón, una de las grandes frutas protagonistas del verano. Por su alto contenido en agua (93%), es un gran rehidratante, sobretodo en esta época del año cuando más liquido se debe consumir.

El color rosado de su pulpa se debe a la presencia del pigmento licopeno, sustancia con una gran capacidad antioxidante: ¿Recordáis mi post sobre los tomates y el licopeno?

Al contener muy pocas calorías (aproximadamente 20 calorías por cada 100 gramos) es una excelente opción para las personas que quieren perder peso (o mantenerlo).

Casi no contiene proteínas ni grasa, y tiene un aporte considerable en vitaminas (A, B1, B2, C y ácido fólico) y minerales (Calcio, fósforo, hierro, magnesio, azufre y silicio).

La sandía también puede convertirse en la protagonista de algunas recetas veraniegas. Uno de mis entrantes favoritos es el gazpacho de sandía. Esta variante es muy fácil de preparar, es refrescante y el sabor dulzón de la sandía le da un toque exótico al plato.

Su preparación es muy sencilla. Solamente necesitáis un kilo de sandía sin pepitas, 400 gramos de tomates maduros, aceite virgen extra, pimienta, sal y albahaca. Se ponen todos los ingredientes troceados en el vaso de la batidora, se tritura y…. Si queréis saber como acabar de preparar esta receta (es muy sencilla de realizar) os paso el link de mis amigos de Gastronomía y Cia., ya que la receta la he sacado de su página web:

http://www.gastronomiaycia.com/2008/07/01/hoy-cocinas-tu-gazpacho-de-sandia/

Para aquellos que os guste cocinar, y si queréis preparar un gazpacho de sandía más elaborado, ahí va esa receta, también sacada de la página web de Gastronomía y Cia:

http://www.gastronomiaycia.com/2011/07/04/hoy-cocinas-tu-gazpacho-de-sandia-con-gamba/

¿Y vosotros? ¿Soléis tomar sandía en verano? ¿Os animáis a preparar alguna de estas dos recetas? ¿Alguna otra sugerencia? Estaré encantada de leer vuestros comentarios

Besos desde mi blog!!

También podéis seguirme a través de Facebook

 

Imagen: Gastronomía y cia