Hasta hace poco, en algunos regímenes de adelgazamiento (injustamente) se limitaba su consumo debido a su alto porcentaje en azúcares, aunque su contenido medio calórico, (aprox 44 Kcal./ 100 grs) y sus múltiples nutrientes, la convierten en una fruta muy aconsejable en todos los tipos de dieta (ya sea para adelgazar o no).

O sea que las ciruelas no engordan!! (Ninguna fruta por sí misma engorda).

Diferentes tipos de ciruelas

En función del color de su piel, las ciruelas pueden clasificarse en amarillas, rojas, negras y verdes.

Las amarillas son frutas de sabor ácido y abundante jugo.

Las ciruelas: ¿Una fruta que engorda?Las rojas son jugosas y con un sabor más dulce que las amarillas.

Las negras tienen la piel azulada o negruzca y son las más adecuadas para cocer.

Las de piel verde se denominan Claudia y se caracterizan por su excelente dulzor.

¿Sabíais que el nombre de Claudia se debe a la Reina Claudia de Francia, esposa de Francisco I, ya que era una gran consumidora de este tipo de fruta?

Propiedades nutritivas de las ciruelas

Las ciruelas están compuestas en su mayor parte por agua (más del setenta y cinco por ciento de su peso). Poseen una proporción destacada de hidratos de carbono (once por ciento por cada 100 gramos) y su contenido en grasas en inapreciable.

En cuanto a su contenido en vitaminas destacan la provitamina A en forma de carotenos, (más abundante en las de color oscuro) la vitamina E y la C. El mineral más importante es el potasio, aunque también contienen  algo de magnesio, fósforo, calcio y hierro.

Las ciruelas como antioxidante y salud

Las ciruelas: ¿Una fruta que engorda?Las ciruelas contienen antocianos (pigmentos de acción antioxidante y antiséptica) y ácido málico (un ácido orgánico que forma parte del pigmento vegetal y que dota de sabor a la fruta), ambos poderosos antioxidantes que ayudan a retrasar algunos efectos del envejecimiento.

Por otra parte, son una excelente fuente de antioxidantes para prevenir el cáncer de colon, ya que tienen un efecto positivo en las concentraciones de ácidos biliares en el excremento y reducen el riesgo de formación de coágulos en la sangre, debido a su contenido en cobre.

Como curiosidad, os diré que el consumo habitual de ciruelas ayuda a las mujeres en la menopausia a retener estrógenos, hormona necesaria para la absorción del calcio, debido a su contenido en boro.

¿Las ciruelas engordan?

No. Las ciruelas NO engordan. Si se toman frescas su cantidad de calorías en mínimo  (menos de 40 calorias x 100 gr) aunque también pueden tomarse desecadas, (deshidratadas), pero debe tenerse en cuenta que su contenido calórico es muy superior (aproximadamente 175 calorías por cien gramos). O sea, que desecadas, mejor no abusar.

Por otra parte, su abundancia de fibra y otros componentes laxantes (sorbitol y derivados de la hifroxifenilxantina), las hacen muy recomendables para aquellos que tengan problemas de estreñimiento, ya que mejoran el tránsito intestinal. (Ideal para las personas que quieran perder peso).

Las ciruelas frescas en cualquiera de sus variedades, pueden ser un excelente tentempié, un delicioso postre o un rico acompañamiento para desayunar sin aportar apenas calorías a la dieta y muchos beneficios para la salud!

Por su bajo contenido calórico y su acción drenante es recomendable en caso de sobrepeso.

El zumo extraído de su pulpa depura y tonifica el organismo, por lo que resulta adecuado para llevar a cabo curas, tanto en primavera como en verano y hasta en otoño. Basta tomar un vaso dos veces al día antes de las comidas para obtener buenos resultados.

Las ciruelas: ¿Una fruta que engorda? ¿Os apetece la idea? ¿Cuál de las variedades de las ciruelas son vuestras favoritas? Estaré encantada de leer vuestros comentarios.

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook