Ayuno intermitente para adelgazar. Si no comes, no engordas.

No ingerir ningún alimento durante una serie de horas o días. Esa es la premisa de la dieta o ayuno intermitente para adelgazar. Coloquialmente, yo le llamo “la dieta de la cremallera»: boca cerrada y sin comer durante muchas horas al día (o durante un día entero) según la modalidad que se quiera tomar.

¿El Ayuno en dieta funciona?

Puede funcionar. O no. Es probable perder peso si sigue algún tipo de ayuno, ingiriendo menos calorías de las que el cuerpo necesita, siempre y cuando, en el periodo (horas o días) de “no ayuno” no se consuman muchas más calorías de las permitidas. Pero todo es hipotético.

¿Todo el mundo puede hacer una dieta de ayuno?

No. Todo el mundo no está aconsejado a seguir un ayuno. Es indispensable consultar con un médico si se tiene cualquier problema de salud, incluidos los trastornos alimentarios, hormonales y en enfermedades cardíacas mayoritariamente.

Si se tienen problemas de ansiedad, o en periodos de mucho estrés o depresión, tampoco es aconsejable comenzar este tipo de dieta.

Ayuno intermitente para adelgazar

¿Ayuno 5/2 o Ayuno intermitente 16/8?

En esta filosofía moderna del ayuno, se ha establecido dos ramas más populares, (aunque hay algunas otras de las que ya hablaré en post). Ayuno 5/2 o Ayuno intermitente 16/8. No significan lo mismo.  Vamos a verlo con detalle:

Dieta de Ayuno 5/2

Este tipo de dieta consiste en dos días de ayuno no consecutivos intercalados con cinco días en los que se come normalmente. Hay que tener en cuenta, que, en los dos días de ayuno, se pueden tomar licuados y/o batidos de fruta, verdura, caldos (todo ello sin azúcar y casero), y por descontado, se debe tomar mucha agua.

Los días en los que no se sigue el ayuno, se debe optar por alimentos saludables, evitando azúcar (y alimentos o bebidas que lo contengan), grasas saturadas y alimentos procesados.

Ayuno intermitente y hambre. Lo que necesitas saber al respecto
Mire este video en Youtube.

¿Se puede tomar café con el ayuno intermitente?

Esta es una de las preguntas del millón. Todos necesitamos esa dosis de café por la mañana. No hay problema por tomar algo de café durante las horas de ayuno. Evidentemente si no comemos tenemos sensación de hambre y más hasta que el cuerpo se acostumbre a este tipo de dieta con ayunos. Tomar esa taza de café no solo nos va a ayudar con esa dosis de cafeína que se necesita en ciertos momentos si no que nos ayudará a quitarnos de encima esa sensación y nos ayuda a llegar tranquilamente hasta la hora en que ya podemos empezar a comer.

Ayuno Intermitente 16/8

Este tipo de dieta de ayuno suele ser más llevadera (o eso parece). De las 24 horas del día, se debe comer todas las calorías diarias durante un período de ocho horas, para luego ayunar las otras 16 horas.

Para que sirva de ejemplo: la primera comida se realiza a las nueve de la mañana (desayuno),  y la última a las cinco de la tarde (siendo esta la última cena) para no tomar ningún alimento más hasta el día siguiente. Como en medio está la hora de sueño o dormir, tampoco es tan dramático. ¿O quizá sí?

appetizer bowl chili close up

¿Adaptando el ayuno intermitente?

Es una de las opciones que suelo recomendar. Por lo menos para aquellos que quieren iniciarse en algún tipo de ayuno.

Por ejemplo, con un ayuno intermitente 14/10. En este caso, se puede comer durante diez horas al día, para luego seguir con el ayuno las otras catorce horas. Es mucho menos severo, y los resultados son los mismos

¿Cuál de las dos dietas es mejor?

En mi caso, suelo opinar que la mezcla de las dos es la mejor opción. Aunque ya sabemos que siempre hay opiniones para todos los gustos.

Está demostrado que comer en un período de seis u ocho horas seguidas y ayunar durante el resto del día (16 o 14 horas) puede desencadenar un cambio metabólico de la energía basada en glucosa a la cetona, con una mayor resistencia al estrés, una mejora del sistema inmunológico, ayudando así a prolongar la longevidad, y la menor prevalencia de enfermedades.

Por no hablar de la parte psicológica o de entrenamiento de los hábitos, pudiendo contribuir a mejorar la autoestima y bienestar.

Por ello, se mantiene un ayuno de 16 o 14 horas (incluidas las horas del sueño) y el resto de horas al día se puede comer. Y todo ello, solamente un par de días a la semana. Cumpliendo así, el ayuno 5/2.

Es una manera motivadora de comenzar con los ayunos, siempre y cuando, en el período de ingesta de calorías no se desperdicie la oportunidad de elegir alimentos saludables, priorizando el grupo de las proteínas (25 % de la dieta), verduras y hortalizas (50% de la dieta), 20 % de cereales integrales, legumbres y fruta, y por último 5% de grasas de calidad (aceite de oliva, coco, frutos secos, etc).

Se debe tener en cuenta que estos datos son orientativos y nunca deben tomarse como una dieta base en sí misma.

¿Qué os parece este tipo de dietas de ayuno? Podéis comentar en el grupo de Facebook de VIVIR BIEN ES UN PLACER

Imagenes  StockSnap y Pexels