Justo cuando estamos a punto de cambiar de estación del año, vuelven a la cabeza los fantasmas de la caída del cabello. No os preocupéis a gran escala, ya que es normal que durante esta época se nos caigan unos cuántos pelos más, pero ¡ojo! tampoco dejéis de preocuparos si veis que vuestro cuero cabelludo comienza a clarear demasiado.

acido3

Entre poco y mucho hay un medio, y es cierto que a veces es difícil saber cuando es demasiado. Por eso, y porque más vale prevenir que curar, os aconsejo seguir una alimentación lo más variada posible, rica en frutas y verduras frescas, legumbres, semillas, cereales de grano entero y a poder ser, que todo sea ecológico o lo más natural posible. Cuanto menos químicos entren en vuestro cuerpo mejor.

En este post volveré a recordar los beneficios del ácido pantoténico o Vitamina B-5, (una de mis niñas mimadas en nutrición) y que cada vez está más de actualidad, ya que está presente como complemento añadido (o natural) en algunos productos funcionales, tanto de alimentación como de cosmética, haciendo hincapié sobre sus beneficios e incluyendo esta vitamina entre sus ingredientes como un plus de salud añadida.

Conocida también como ácido pantoténico, la vitamina B-5 se considera que es uno de los principales nutrientes para evitar la ansiedad. También es una vitamina muy utilizada para la salud de cabello, uñas, piel y de las defensas en general.

Esta vitamina está presente en todos los tejidos vegetales y animales, siendo necesario para la asimilación de carbohidratos, proteínas y grasas indispensables para la vida celular.

Algunas de las mejores fuentes alimentarias del ácido pantoténico o vitamina B5 son la levadura de cerveza, los cacahuetes, los guisantes, la soja, las almendras, los huevos y las lentejas.

acido 2

La cantidad diaria recomendada del ácido pantoténico es de 5 a 7 mg. al día, cantidad que se puede conseguir fácilmente mediante una alimentación variada y equilibrada (e incluyendo un par de cucharaditas de levadura de cerveza al día) pero en su uso terapéutico, y bajo la supervisión y prescripción de un especialista se pueden llegar a consumir dosis de 200 mg. al día (aunque insisto que no se debe tomar una suplementación tan alta sin la recomendación de un médico o nutricionista).

La ingesta de cualquier vitamina B individual como suplemento, se debe acompañar de un complejo de vitamina del grupo B general, al menos en baja dosis, para evitar posibles desequilibrios, por lo que es aconsejable que no toméis altas cantidades de esta vitamina a la ligera, sin haber antes consultado con un médico o especialista en salud.

acido 1

¿Y vosotros? ¿Habíais oído hablar del ácido pantoténico? ¿Y de la vitamina B5? ¿Y de sus propiedades para evitar la ansiedad? ¿Y de sus beneficios para prevenir la caída del cabello, belleza de la piel o cuidado de las uñas? Estaré encantada de leer vuestros comentarios!!!

Besos desde mi blog!!!

También podéis seguirme a través de Facebook