El ajo es maravilloso.  Se considera un alimento-medicamento. Tiene tantas virtudes que me son difíciles de recordar. Es uno de los vegetales curativos más importantes. Las civilizaciones romanas, griegas, egipcias, hebreas, – entre otras-  consideraron al ajo primordial para alimentar y sanar el cuerpo. Veamos porque:

Propiedades medicinales del ajo:

Estimula la Circulación sanguinea: Por sus componentes sulfurosos, así como la aliina y el ajoeno, que le otorgan propiedades anti-trombóticas, resultando muy adecuado para fluidificar la circulación sanguínea. Indicado para arteriosclerosis, hipertensión, colesterol y hemorroides.

Estimulante Digestivo Favorece la digestión. Estimula el hígado la vesícula y el páncreas, aun que esta contraindicado para los casos de acidez estomacal.

Efecto Diurético: Favorece la eliminación de líquidos corporales, ideales para evitar la retención de líquidos

 Facilita la función de Aparato respiratorio. Ayuda a prevenir y curar las enfermedades respiratorias ya que aumenta las secreciones bronquiales, siendo un eficaz expectorante, desinfectante y descongestionante. Calma la tos.

 Gran Bactericida Por su contenido en azufre es uno de los mejores remedios naturales para combatir procesos infecciosos del aparato respiratorio, digestivo o excretor.

 Usado como Antihelmíntico Recomendable en caso de parásitos intestinales, (y también para parásitos de discoteca… ver más adelante)

 Antifúngico. Se ha demostrado que tiene un espectro de acción contra hongos y levaduras nocivas para el cuerpo como pueden ser el aspergillus Níger y la candida albicans.

Sedante Eficaz para el sistema nervioso, y por su efecto sedante

Afrodisíaco. Se le confiere propiedades afrodisíacas, ya que en EEUU varios sexólogos lo recomiendan como tónico para la perdida de energía sexual debido a cualquier causa y para la impotencia sexual así como el agotamiento nervioso.

Propiedades no medicinales del arraigo popular:

Amuleto protector El ajo es una de las plantas talismán-amuleto que era considerado favorable para las brujas buenas y adverso para las brujas malignas. El ajo era por tanto una prueba para distinguir una bruja buena de una mala, pues estas últimas ante la visión del ajo o su proximidad, podía fallecer a causa de grandes dolores y desvaríos. Según las brujas, llevado como amuleto protege de enfermedades y parásitos, protege la casa de ladrones y agresores. (¿Será por el aroma que desprende?)

Contra maleficios y Anti-vampiros.  Usado desde la época medieval como repelente de vampiros, brujas, y malos espíritus, así como contra el mal de ojo, las maldiciones maleficios y hechizos  (Quien no ha visto alguna de las versiones de Drácula donde se utiliza un collar  de cabezas de ajo para ahuyentar a  los vampiros)

Ahuyenta-tiburones. Para ahuyentar «tiburones» o parásitos de discoteca. Si lo que queremos es ahuyentar al típico pesado ligoncillo que quiere pasarse de los límites convencionales personales,  gracias al mal aliento y transpiración desagradable que produciremos después de haber comido un diente de ajo, éste será un revulsivo muy eficaz.

Buen fin de semana, y besos desde mi blog!!!!

También podéis seguirme a través de facebook